infoalergico.com - Crean un test que mide la inmunidad celular contra la covid-19, similar a las pruebas de alergia

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Crean un test que mide la inmunidad celular contra la covid-19, similar a las pruebas de alergia

A un equipo de investigadores del Hospital Universitario de Canarias se le ocurrió cambiar un bacilo tuberculoso por un fragmento de la proteína Spiga del coronavirus, que inoculado en el brazo, como se hace con las pruebas de alergia, si hay inmunidad celular y si el cuerpo dispone de linfocitos activos contra el virus, produce una reacción cutánea.

 

La doctora Yvelise Barrios, especialista en Inmunología es la primera responsable del estudio y la primera, junto a su equipo, en poner su brazo para probar el sistema. Con su brazo de muestra dice la investigadora, la prueba cutánea es indolora, similar a la que se hace para detectar alergias.

Al ser el fragmento inoculado parte de la corona del Sars Cov 2, diana de las principales vacunas anticovid, la prueba es eficaz tanto para quien ha pasado la infección como para quien se ha vacunado. Y, de momento, los resultados son altamente fiables.

Medir la inmunidad de forma celular, explica la doctora, es mucho más eficaz que hacerlo con anticuerpos, ya que estos se pierden más rápido, de manera que puede ser útil para determinar si es necesaria una tercera dosis.

Este nuevo test, que ha sido probado entre el personal sanitario y su entorno, cuenta ya con grupos de control en pacientes inmunodeprimidos y los resultados estarán en breve. Sus creadores consideran que puede ser muy útil para medir la inmunidad en grupos de población para los que se valora ahora una tercera dosis, como trasplantados, enfermos hematológicos o ancianos en residencias.

Se trata de una herramienta que permite de forma sencilla e indolora detectar el grado de inmunidad frente al Covid. Lo ha desarrollado un grupo de científicos españoles y tiene un 100 % de efectividad.

En este caso se inyecta en la piel proteína de la corona del virus y en 24-72 horas, quien mantenga inmunidad, vía vacuna, vía infección, desarrollará una pequeña inflamación rojiza que marcará si se ha generado memoria celular. Por el momento no ha dado ni un solo falso positivo, por lo que podría ser muy útil para filtrar la inmunidad de grandes colectivos, como mayores en residencias y valorar así la necesidad o no de una tercera dosis de vacuna.

La prueba emplea un mecanismo ya utilizado para detectar la tuberculosis: inocular una parte del agente infeccioso para comprobar si hay reacción cutánea. En este caso se cambia el bacilo por un fragmento de la proteína Spiga del coronavirus, diana de casi todas las vacunas. Si hay inmunidad celular los linfocitos reaccionan provocando un pequeño eritema indoloro. Inocula un fragmento de la proteína del coronavirus para que, si hay inmunidad celular, los linfocitos respondan al ataque generando un pequeño eritema en el punto de inyección.

El resultado es visual y desaparece al cabo de unos días. Sus creadores dicen que es la prueba perfecta para identificar si un colectivo necesita o no una dosis adicional de vacuna.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Productos