infoalergico.com - Espirulina, la microalga para combatir la rinitis alérgica y otros males

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Espirulina, la microalga para combatir la rinitis alérgica y otros males

También denominada ee "alimento de los astronautas", después de que la NASA y la ESA la propusieran como uno de los comestibles indispensables para el futuro de la vida espacial de los humanos, la espirulina se ha convertido en un fenómeno que, además, ayuda contra los síntomas de la rinitis alérgica.

 

La espirulina es un alimento rico en macro y micronutrientes como aminoácidos esenciales, hierro, ácidos grasos, vitaminas y minerales, que por lo general se emplea de forma desecada, en polvo o en forma de tabletas, si bien es posible adquirirla también en fresco.

Las condiciones nutricionales de este alimento apuntan a que entre un 60 % y 70 % de su peso en seco corresponden a proteínas de origen vegetal, lo que lo convierte en una de las esperanzas para la alimentación del futuro, aunque no es oro todo lo que parece, porque la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) estima que un consumo de 3 gramos al día de espirulina, puede aportar hasta un 31,9 % de la ingesta de arsénico por lo que recomienda un consumo muy precavido de este suplemento de origen natural que se ha puesto de moda.

Según el Natural Medicines Comprehensive Database, no existen suficientes evidencias científicas comprobadas para la mayoría de los beneficios que se asocian con este alimento, pero numerosos estudios afirman que la espirulina es capaz de minimizar algunas enfermedades. Entres estas destacan: 

  • Rinitis alérgica

Existen investigaciones que apuntan a que esta alga podría aliviar algunos de los síntomas de la alergia en adultos específicamente, si bien aún no hay una evidencia contrastada suficiente para que la comunidad investigadora lo certifique.

  • Diabetes

En el caso de la diabetes tipo 2, se apunta a una potencial relación entre la ingesta de espirulina y otras algas con similares propiedades y la reducción del colesterol, pero de nuevo sin las suficientes investigaciones contratadas científicamente para llegar a una conclusión. Además, se ha demostrado un aumento de la sensibilidad a la insulina en diabéticos que siguen tratamientos contra el VIH.

  • Rendimiento atlético

No está suficientemente comprobado el efecto de estas algas en el rendimiento de los deportistas, si bien algunas investigaciones apuntan a una reducción en la sensación de fatiga.

  • Hepatitis C

Algunas investigaciones muestran una correlación entre la inclusión de los elementos de la espirulina y una mejora en la función hepática en las personas con hepatitis, si bien también hay estudios que apuntan en la dirección contraria.

  • Obesidad

Con esta patología del siglo XXI se da una situación parecida a la explicada con la Hepatitis C, ya que hay estudios preliminares prometedores y otros que echan por tierra cualquier evidencia científica para su tratamiento.

Otros trastornos en los que se está estudiando el impacto real de la espirulina, pero en los que no existe una base científica suficientemente desarrollada como realizar afirmaciones categóricas son:

  • Ansiedad
  • Envenenamiento por arsénico
  • Trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
  • Bajos niveles de glóbulos rojos sanos (anemia) por carencia de hierro
  • Síndrome premenstrual (SPM)
  • Cáncer
  • Depresión
  • Estrés
  • Fatiga
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Productos