Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Cuando se padece alergia al níquel...

La alergia al níquel se considera un tipo de dermatitis de contacto que suele agravarse con la llegada del verano, y en la mayoría de los casos, se produce debido al contacto directo de la piel con joyas, pero también con otros productos de uso cotidiano.

 

El níquel se emplea en la fabricación de numerosos artículos, desde monedas hasta productos de limpieza y cosméticos, y para entender este tipo de alergia al contacto con este metal, es conveniente tener claro dónde lo encontramos.

El níquel es un metal que abunda en la superficie terrestre, encontrándose en diferentes minerales y meteoritos,generalmente, aleado con el hierro, y en un estado “natural”, la principal vía de exposición al níquel para los seres humanos sería la alimentación, de forma que algunos alimentos y bebidas contienen concentraciones significativas de este metal, principalmente los de origen vegetal.

En este grupo, destacan los guisantes, las hortalizas, la soja, los cacahuetes, los garbanzos, la cebolla, los tomates, el chocolate, el , el café y algunos frutos secos , en especial las nueces. Sin embargo, para la mayoría de las personas, sería necesario ingerir grandes cantidades de estos alimentos para “disparar” una reacción alérgica.

Sin embargo, también se emplea el níquel en la fabricación de infinidad de productos y objetos, tales como: monedas, joyas, piercings y correas de reloj, botones, cremalleras y hebillas de cinturones, celulares, computadoras portátiles, tabletas, llaves, detergentes, cosméticos, etc.

Entre los síntomas de la alergia al níquel, destacan las reacciones alérgicas que suelen producirse debido a la exposición reiterada o prolongada al metal, aunque algunas personas puedan ser más sensibles. Estos síntomas pueden aparecer horas o días después del contacto con el objeto o producto alérgeno, y suelen durar entre cuatro y ocho semanas.

Entre los síntomas más comunes de la alergia al níquel destacan la erupción o bultos en la piel, la piel enrojecida o con el color alterado, el picazón que puede llegar a ser intensa, las manchas de piel seca, que pueden ser parecidas a una quemadura, o las ampollas y el drenaje de líquido.

Para ttratar y prevenir la alergia al níquel, el punto clave del tratamiento y la prevención es evitar la exposición al mismo. En este sentido, se recomienda tomar algunas acciones básicas com usar joyas hipo alergénicas, evitar o consumir de forma moderada alimentos ricos en níquel, o leer atentamente los rótulos de productos de limpieza, higiene y cosméticos, para verificar si contienen o no este metal.

Además es recomendable no usar ropas con elementos o adornos de metal, tales como cremalleras o botones, y utilizar monturas de gafas que no lleven alienaciones metálicas en su fabricación, evitando además el contacto directo de la piel con monedas y llaves.

En caso de presentar cualquiera de estos síntomas o tener una reacción alérgica de causa desconocida, lo mejor será consultar rápidamente con un médico especialista que hará los estudios necesarios para confirmar el diagnostico y administrar el tratamiento más beneficiosos en función de tus síntomas y necesidades.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Productos