Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Polifenoles, el mejor complemento para la inmunidad y para minimizar la alergia

El café, el té verde, el vino tinto o el chocolate negro son alimentos de consumo habitual con fama de beneficiosos para el corazón, la circulación, la tensión arterial, y con poder protector frente al cáncer y las enfermedades neurodegenerativas y hasta la obesidad, gracias a su alto contenido en polifenoles, unas moléculas presentes en los vegetales y de las que hay más de 8.000 variedades diferentes.

 

Desde hace 20 años, la investigación sobre los polifenoles muestran cada vez más evidencias científicas sobre sus efectos antiinflamatorios, antimicrobianos, anticancerígenos y antioxidantes, pero es que además, entre sus propiedades menos difundidas, destaca la de modular el sistema inmunitario y la composición de la microbiota, además de minimizar las alergias.

De esta manera, estas molecular permiten mejorar enfermedades de tipo autoinmune, como el asma y la rinitis alérgica, la enfermedad inflamatoria intestinal, el eccema, la dermatitis atópica, la diabetes tipo 1 y hasta la artritis reumatoide.

Así las cosas, reducen las reacciones alérgicas, que se producen por una hiperreacción de la respuesta inmune frente a alérgenos como los del medioambiente (polvo, polen de gramíneas) o los alimentos (leche, pescado, huevos, nueces y trigo), existiendo en este campo abundante evidencia sobre el papel de los polifenoles.

Algunos de ellos influyen en las respuestas alérgicas en dos etapas críticas: primero en la sensibilización alérgica y segundo en la reexposición al alérgeno. Durante la fase de sensibilización, los polifenoles como el ácido cafeico (té verde, uvas, coles de Bruselas) y ferúlico (ciruelas) se unen a las proteínas alergénicas aminorando su reactividad, de forma que disminuyen los síntomas de la alergia.

Los ácidos cafeico, ferúlico y clorogénico (café) pueden unirse a los alérgenos del cacahuete y reducir su alergenicidad; mientras que los polifenoles de los extractos de arándano interactúan con la gliadina de trigo formando complejos que reducen la alergenicidad a la proteína de este cereal.

Un equipo de científicos japoneses encontró que la administración oral de un extracto de piel de uva blanca rico en polifenoles que había sido fermentado con Lactobacillus plantarum inhibía las respuestas alérgicas en comparación con la uva no fermentada.

Para desentrañar el mecanismo de actuación de los polifenoles en el sistema inmunitario, un equipo internacional de científicos ha examinado la literatura científica utilizando como palabras de búsqueda polifenoles, dermatitis, alergia, células inmunes y función inmune, entre otras. Después han analizado el papel de estas moléculas en diferentes trastornos y su conclusión general es que “los polifenoles son candidatos prometedores para nuevos enfoques terapéuticos complementarios. Pueden modular múltiples procesos del sistema inmunológico y reducir la carga de diversas enfermedades, alergias y trastornos autoinmunes”, según resume un artículo publicado en la revista Nutrients.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Productos