Manteca de Karité, el producto que alivia la piel después de usar la mascarilla...

El uso obligatorio y prolongado de mascarilla, agravado por los continuos rebrotes del coronavirus, puede llegar a ocasionar problemas en nuestra piel, tales como el aumento del sebo facial, la aparición de imperfecciones e incluso irritación, según reconoce el Grupo Español de Investigación en Dermatitis de Contacto y Alergia Cutánea, que defiende que son numerosos los pacientes que acuden a la farmacia quejándose de la sensación de ahogo, de la deshidratación de la piel de la cara y, también, de esas rozaduras que generan en ocasiones las mascarillas.

Por otra parte, la saliva y el sudor provocan el crecimiento de bacterias en las mascarillas, que son, precisamente, las que pueden agravar problemas cutáneos al atrapar la humedad entre la tela y la piel.

Para evitar todo esto, los expertos apuestan por una buena rutina facial, limpiando el cutis con lociones que no resequen e hidratarlo cada día. Además, desde la Asociación Española de Dermatología y Venerología (AEDV) recomiendan evitar usar maquillaje, utilizar cremas hidratantes adecuadas para el tipo de piel y de la edad, lavar la cara con agua templada y jabones limpiadores suaves y sin fragancias, y usar otra mascarilla si aparecen problemas cutáneos con un tipo concreto.

La clave para prevenir este tipo de heridas es la hidratación, por lo que es importante utilizar una buena crema hidratante y aplicarla sobre la piel de la zona media hora antes del uso de la mascarilla.

En este sentido, los expertos recomiendan aparcar durante un tiempo el maquillaje, ya que las bases de maquillaje suelen conseguir lo contrario, es decir, obstruir los poros y resecar la piel. En todo caso, si no se quiere o puede evitar el maquillaje es importante reducir la cantidad de producto, usando bases impermeables y sin transferencia.

En cualquier caso es preferible apostar por el maquillaje en polvo y resaltar la mirada, así como utilizar toallitas para reducir la sudoración y los brillos, siendo preciso tener un especial cuidado de la piel una vez que se retira la mascarilla, aplicando un limpiador suave y un tónico purificador.

Un producto especialmente indicado para prevenir los problemas asociados a las mascarillas en la piel es la manteca de karité, un gran regenerador celular que puede ser aplicado en cualquier parte del cuerpo, con propiedades hidratantes y protectoras. Tiene un gran poder de hidratación y nutrición que mejora la elasticidad de la piel, a la vez que la repara y la regenera gracias a su contenido en Vitamina F.

Además, es un excelente agente curativo y eficaz contra quemaduras y cicatrices debido a sus vitaminas A,D,E y F. Por otro lado, sus propiedades antiinflamatorias alivian el dolor debido a la artritis y al reumatismo, y nos protege del sol previniendo posibles quemaduras solares, al recubrir la piel con una película invisible. De la misma manera, protege contra el frío, es muy efectiva para evitar la humedad en las manos y en los labios.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Productos