Frambuesa negra, una aliada contra la alergia de piel

Las personas que suelen sufrir reacciones alérgicas cuentan con un nuevo aliado alimenticio: la frambuesa negra... y es que un nuevo estudio publicado recientemente ha concluido que comer esta fruta silvestre puede aliviar los picores y minimizar los efectos de la alergia.

Cuando una persona sufre de "hipersensibilidad de contacto", el sistema inmunológico del cuerpo reacciona de forma exagerada cuando una sustancia determinada toca su piel, lo que provoca que la epidermis se inflame en el lugar de contacto y, por lo tanto, se enrojezca e irrite.

Aunque aplicar crema a base de esteroides ayuda a reducir la hinchazón,un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos) decideron comprobar si existía una solución más natural, teniendo en cuenta que anteriores investigaciones ya habían sugerido que el consumo de frambuesas negras podría reducir la inflamación en general.

Para desarrollar el estudio, un grupo de ratones fue sometido a una dieta que incluía una porción de frambuesas negras todos los días, lo que compararon con un grupo de control que recibió la misma alimentación, pero exceptuando las frambuesas. Después de tres semanas, los científicos expusieron una oreja de cada animal a irritantes que se sabía que causaban hipersensibilidad por contacto, para descubrir que en los ratones que habían estado comiendo las frambuesas había mucha menos inflamación que en el grupo de control.

Esto se debe aparentemente al hecho de que las frambuesas modulan la actividad de las células dendríticas del cuerpo, que son las responsables de transmitir señales al sistema inmunológico, impulsándole a producir respuestas inflamatorias.

Según Steve Oghumu, del departamento de Patología de la universidad estadounidense, "el sistema inmunológico es muy complejo, con múltiples actores, por lo que una vez que se empieza a identificar las células únicas que están siendo afectadas por las bayas, nos ayuda a ver cómo las bayas están inhibiendo la inflamación". El investigador ha concluido de esta forma que "muchos de los efectos negativos que vemos no siempre se deben a los patógenos o alérgenos en sí, sino a la forma en que nuestro cuerpo responde a estos desencadenantes".

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Productos