Cuando se padece alergia al café...

El café se ha convertido en una parte esencial de nuestra cultura y de nuestras mañanas, aunque no todo el mundo aguantn bien la bebida e, incluso, algunas personas tienen una alergia a ella.

Los granos de café natural pueden contener sustancias que provocan síntomas de alergia, aunque la alergia al café es bastante extraña. También existen casos de alergia a la cafeína, una sustancia que está presente en el café, según explica la alergóloga e inmunóloga Anna Shuliáeva.

Una verdadera alergia al café se manifiesta de la misma manera que cualquier otra, y sus síntomas principales son tos, picazón en la garganta, piel pálida o urticaria, erupciones en las caderas, y en los casos más graves, reacciones anafilácticas.

Las posibles reacciones también pueden ser gastroesofágicas, como los vómitos; pero con todo, lo más frecuente es que los síntomas que se manifiestan en el estómago, esófago o colon no sean un signo de alergia sino de intolerancia al café.

Si la reacción es muy fuerte, es mejor dejar de beber café, y tener en cuenta que el problema puede ser beber café instantáneo y ser alérgico a esta bebida, ya que solo se trata en parte de café natural. También es posible que simplemente sus ingredientes no sean los mejores.

Los niños menores de 10 años y los ancianos tienen un sistema inmunológico débil que no está preparado para resistir los componentes agresivos del café, por lo que no es recomendable que lo cosuman.  Por otra parte, las mujeres embarazadas deben tener cuidado con esta bebida, ya que todo lo que la madre toma influye en el feto y posteriormente en el niño durante su crecimiento, y estos no necesitan café.

Además, será aconsejable abstenerse de tomar este preciado grano si se ha sufrido una infección respiratoria grave, si se es una persona muy estresada o si se sufre de falta de sueño crónica, además de si se tiene el sistema inmunológico deprimido.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Productos