Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Inmunoterapia, un tratamiento eficaz contra la alergia al veneno de abejas y avispas

venenoabejaEn España existen algo más de un millón de personas alérgicas al veneno de abejas y/o avispas que se encuentra en riesgo potencial de sufrir una reacción generalizada. De hecho, se calcula que al menos 20 personas mueren en España cada año por la picadura de un insecto himenóptero pues, aunque la persona no sea alérgica, una sola picadura en la cabeza o en el cuello también puede suponer en algunos casos un riesgo vital.

La reacción más extrema que se puede sufrir como consecuencia de una picadura de himenóptero es el shock anafiláctico. A la hora de evaluar el riesgo, se clasifica en 4 niveles distintos en función de la gravedad. El nivel 4 es el de mayor gravedad y si se da, pueden verse seriamente afectados los sistemas respiratorio y circulatorio, hasta el punto de ocasionar la muerte.

Una reacción local, en la zona de la picadura, de más de 10 cm de diámetro puede ser un indicio de alergia al veneno de himenópteros, por lo que se debe consultar a un especialista cuanto antes. De la misma forma, si la reacción persiste más de 24 horas, también debe consultarse a un especialista para que diagnostique una posible alergia y poder evitar una reacción más grave en el futuro.

Hay un gran desconocimiento sobre esta patología para la que existe un tratamiento eficaz denominado inmunoterapia específica. Este tratamiento generalmente dura entre 3 y 5 años, aunque en algunos casos se recomienda continuar la vacunación durante un período más largo.

La inmunoterapia actúa generando una respuesta inmunitaria protectora en el paciente y desarrollando tolerancia inmunológica, que reducirá o incluso detendrá las reacciones alérgicas a un alérgeno concreto. Una vez completado el tratamiento, más del 90 % de los pacientes vacunados contra la alergia al veneno de himenópteros no vuelven a sufrir una reacción alérgica, o al menos no es una reacción que ponga en peligro la vida.

El tratamiento de elección de la reacción anafiláctica, independientemente de cuál sea la causa, es la adrenalina administrada de forma intramuscular. De hecho, los expertos aconsejan a los pacientes alérgicos a la picadura de himenópteros que tienen riesgo de sufrir una anafilaxia que lleven siempre consigo un autoinyector de adrenalina.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Productos