infoalergico.com - ¿Cómo afecta el cambio climático al incremento de las alergias...?

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

¿Cómo afecta el cambio climático al incremento de las alergias...?

A día de hoy no se conoce esactamente por qué aparecen las alergias, pero parece estar determinado por una mezcla entre factores genéticos y ambientales, de forma que el aumento de alérgenos en el aire y de las alergias más severas, podrían estar directamente asociadas con el aumento de temperaturas.

 

Una investigación publicada en la revista Scientific Reports en 2021 encontró que en el área de San Francisco (Estados Unidos) había aumentado la duración de la exposición al polen y al moho, un incremento que se asociaba con los cambios en la temperatura y precipitaciones. Por otra parte, otra investigación a nivel mundial publicada en The Lancet Planetary Health halló un aumento de la carga de polen en 12 de los 17 puntos de medición analizados a lo largo de 26 años de media, y ubicados en América, Europa y Asia, y también, un incremento de la duración de la temporada de polen en 11 de estos lugares.

Por otra parte, según el quinto informe de síntesis del Grupo Intergubernamental de Expertos de Cambio Climático (IPCC), “las altas temperaturas se asocian a un aumento de los alérgenos transportados por el aire que actúan como desencadenantes de enfermedades respiratorias como el asma, la rinitis alérgica, la conjuntivitis y la dermatitis”.

Según explican en Maldita Ciencia, hay más literatura científica que muestra cómo unos mayores niveles de dióxido de carbono (CO2) suponen un mayor crecimiento para las plantas y, por tanto, de producción de polen; y ponen el ejemplo en España, en la provincia de Córdoba, donde la temporada de polinización del olivo se ha alargado desde 1982; y lo mismo ha ocurrido con tres tipos de pólenes en Liguria (Italia), donde también ha aumentado el número de personas sensibles a estas sustancias vegetales; o la expansión de la ambrosía, nativa de América del Norte, por América del Sur y Europa, ligada al cambio climático, que provocará un aumento de la concentración de su polen y dará lugar a que más del doble de personas respecto a las últimas cifras publicadas sufran alergias a este polen en Europa.

Además, una revisión científica del año 2020 concluye que el cambio climático ha empeorado las alergias en las personas con enfermedad alérgica respiratoria, y sugiere que ell cambio climático afecta al conjunto de factores al que nos exponemos y ha provocado una variación en la producción por parte de plantas y hongos de las proteínas que, en última instancia, son los responsables de la alergia. Según los expertos, en el caso de las alergias a pólenes está mucho más claro y se ha visto que el cambio climático estaría produciendo un empeoramiento de la enfermedad, ya sea por una mayor cantidad de polen, mayor expresión de proteína o contaminantes que al final actúan colaborando con el desarrollo de la patología.

En cualquier caso, el aumento aparente de alergias en las sociedades occidentales está en debate, según ha aclarado Luis Moral, coordinador del Grupo de Trabajo de Asma y Alergia Respiratoria de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), quien ha indicado que “aparentemente hay más personas con enfermedades relacionadas con la alergia, pero es difícil determinar los porqués, aunque seguramente tenga relación con la menor exposición a factores de la naturaleza que hacen tolerante al sistema inmune”.

Las partículas naturales en el aire pueden ir variando según cambie el clima y la extensión de donde se desarrollan las plantas con flor y, en conjunto, pueden potenciar la respuesta alergénica en personas susceptibles, ha añadido Moral.

En este sentido, Sara Benede, tecnóloga de los alimentos e investigadora posdoctoral en el Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CIAL) de la Universidad Autónoma de Madrid y del CSIC, ha defendido que el cambio climático “puede alterar la duración e intensidad de las estaciones polínicas, afectando no sólo a los niveles de polen, sino también a su composición y al tiempo que este permanece suspendido en el aire, provocando que la duración de la temporada de polen se extienda”.

Por su parte, la Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología señala que los cambios en el clima pueden aumentar tanto la cantidad de polen producido como prolongar la duración de la estación de polen y, a su vez, afectar a trastornos alérgicos como la rinitis, la conjuntivitis y el asma. Además, esta institución señala que las inundaciones y las tormentas severas pueden dar lugar a edificios húmedos y exposición al moho, que además de provocar reacciones alérgicas, una mayor exposición a sus esporas se relaciona con otras enfermedades pulmonares.

Por lo tanto, se podría atribuir al menos una parte del aumento general de la prevalencia de las enfermedades respiratorias al cambio climático, tal y como concluye un editorial publicado en 2021 en la revista Frontiers in Allergy.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones