infoalergico.com - Cuando se padece síndrome de alergia oral...

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Cuando se padece síndrome de alergia oral...

El síndrome de alergia oral es un trastorno que afecta a entre el 23 y el 76 % de las personas que sufren rinitis alérgica, hasta el punto de que algunas cifran señalan que entre el 50 y el 75 % de las personas con alergia al polen de abedul suelen experimentar algún tipo de picazón en la boca o la garganta después de comer apio o manzanas.

 

De esta manera, este molesto síndrome se produce cuando las proteínas que encontramos en algunas frutas y verduras tienden a ser muy similares a las que encontramos en el polen de determinados árboles, como por ejemplo es el caso del abedul, y como consecuencia, estas proteínas “engañan” al sistema inmunitario y provocan u originan una reacción alérgica, o empeoran los síntomas de alergia ya existentes.

Así las cosas, según los expertos, el síndrome de alergia oral, también conocida como síndrome de alergia alimentaria al polen, consiste en un tipo de reacción alérgica de contacto que ocurre cuando la boca, o la garganta, al entrar en contacto con ciertas frutas y verduras crudas, o con algunos frutos secos.

En concreto, el sistema inmunitario tiende a reconocer proteínas similares, respondiendo con una reacción alérgica, motivo por el que quienes tienen este síndrome suelen cursar con síntomas tales como picazón en la boca o en la garganta, así como hinchazón en labios, boca, lengua y garganta. Además, en ocasiones, también es posible que los niños cursen con urticaria alrededor de la boca o picazón en los oídos.

Curiosamente, dado que el calor cambia las proteínas, las personas afectadas con el síndrome de alergia oral pueden consumir estos mismos alimentos cocidos, ya que el sistema inmunitario a menudo tiende a no reconocer los alimentos. SAdemás, generalmente dependiendo del tipo de alergias estacionales que tengan, los niños suelen reaccionar a diferentes alimentos.

Es habitual que los síntomas aparezcan de forma inmediata después de comer frutas y verduras crudas, aunque en casos raros, los síntomas pueden aparecer más de una hora después de comer.

Estos síntomas surgen como consecuencia de la reactividad cruzada con proteínas similares tanto en frutas como en verduras frescas, y en la mayoría de las ocasiones se limitan únicamente a la garganta y a la boca, y en realidad, en muy raras ocasiones quienes los sufren experimentan erupciones cutáneas, opresión en la garganta o, en casos más graves, anafilaxia.

Los padres pueden minimizar estos síntomas en sus hijos pelando y cocinando las frutas y verduras; de hecho, cuando procesn los alimentos de alguna manera, lo que incluye pelarlos, cocinarlos o calentarlos, los padres encuentran que sus hijos pueden consumirlos sin problemas, debido a que las proteínas que pueden ser una causa directa de alergia tienden a destruirse fácilmente con el calor.

En cualquier caso, debemos tener en cuenta que si nuestro hijo es alérgico y los síntomas se presentan en primavera, es posible que experimente más dificultades para comer determinados alimentos.

Según señalan los expertos, el riesgo aumenta cuando se ingiere una gran cantidad de alimento que puede causar la alergia, y además, se hace con el estómago vacío.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones