infoalergico.com - Descubre los factores que predisponen a padecer rinitis alérgica...

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Descubre los factores que predisponen a padecer rinitis alérgica...

La rinitis alérgica es un proceso inflamatorio de la mucosa nasal que se produce cuando el organismo reconoce como extraña una sustancia, habitualmente ambiental, como por ejemplo puede ser el polen, el polvo o la caspa, una amenaza ante la que el organismo se defiende provocando una serie de síntomas característicos.

 

Los alérgenos que provocan síntomas nasales suelen ser alérgenos ambientales como ácaros, epitelio de animales, polen de plantas u hongos, al tiempo que que los vapores de cocción de ciertos alimentos tales como pescado o crustáceos, también pueden ser causa de rinitis alérgica en aquellos pacientes que sufren alergia alimentaria a los mismos.

La rinitis alérgica presenta síntomas que inicialmente pueden ser confundidos con los de un proceso infeccioso, aunque la ausencia de fiebre y de dolores osteomusculares y la mucosidad nasal siempre acuosa y transparente, confirma el proceso alérgico.

Entre los síntomas de la rinitis destacan los estornudos en salvas, la mucosidad nasal líquida como agua, la congestión y el picor nasal, aunque también afecta a los ojos, con síntomas como picor, enrojecimiento o lagrimeo.

En ocasiones también existe afectación bronquial, apareciendo tos seca, dificultad para respirar y sibilancias.

Según ha explicado la doctora Lucía Valverde Vázquez, alergóloga del Hospital Quirónsalud Huelva, la rinitis alérgica "afecta por igual a hombres y mujeres, pero los antecedentes familiares de atopía pueden determinar el desarrollo de la enfermedad”. De esta manera, una de las causas que más predisponen a sufrir rinitis alérgica son las causas hereditarias y los antecedentes familiares de atopía.

Al mismo tiempo, el hecho de vivir en zonas urbanas e industrializadas también puede tener un impacto mayor en los casos de rinitis, de forma que la población de países industrializados, como es el caso de España, sufre una mayor predisposición a enfermedades alérgicas en general, y de la rinitis alérgica en particular, hasta el punto de que la OMS estima que el 40 % de la población urbana presenta síntomas de rinitis alérgica.

El tratamiento contra la rinitis consiste esencialmente en prevenir las crisis evitando aquello que nos provoca alergias, de modo que si somos alérgicos a los ácaros, debemos evitar el polvo, o evitar las salidas al campo en caso de presentar alergia al polen, o la humedad si nuestra alergia es a los hongos.

El abordaje de la rinitis alérgica se hace mediante medicamentos antihistamínicos y/o antiinflamatorios que nos ayudan a disminuir la frecuencia y la intensidad de los síntomas.

Existe un tratamiento conocido como inmunoterapia con alérgenos que ha demostrado cambiar el curso natural de la enfermedad y favorecer el desarrollo de tolerancia, de modo que si creemos que tenemos rinitis alérgica debemos consultar con un especialista en Alergología para que nos haga un diagnóstico adecuado, un proceso que empieza con una historia clínica, diversas pruebas cutáneas con el objetivo de detectar reacciones alérgicas y por último, un análisis sanguíneo que medirá la presencia de anticuerpos que aumentan al existir un proceso alérgico.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones