infoalergico.com - Cuando se padece alergia (o hipersensibilidad) al cloro...

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Cuando se padece alergia (o hipersensibilidad) al cloro...

Según el Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología, no se puede ser alérgico al cloro, pero si se puede ser sensible o tener una reacción que, en realidad, podría acabar en asma, broncoconstricción inducida por el ejercicio (BIE) o broncoespasmo.

 

Las reacciones al cloro pueden incluir picazón, enrojecimiento de la piel o urticaria, aunque no se trata estrictamente de una alergia, sino de una "dermatitis irritante", como si fuera una quemadura química, provocada por la hipersensibilidad a este irritante natural.

El cloro puede contribuir indirectamente a las alergias al irritar y sensibilizar el tracto respiratorio, de forma que algunos estudios han sugerido que nadar con frecuencia en estas aguas y la exposición a productos de limpieza que contienen cloro pueden aumentar el riesgo de desarrollar asma y otras alergias respiratorias, tanto en adolescentes como en adultos.

Según cuenta el diario Mundo Deportivo, cuanto más frecuentemos estos espacios, más expuestos estaremos a estas reacciones, por lo que los especialistas señalan que es posible que no afecte a las personas con una exposición menos frecuente. De hecho, algunos estudios han demostrado que el uso doméstico de lejía con cloro puede reducir la aparición de alergias a los alérgenos domésticos, como los ácaros del polvo, posiblemente al inactivar los alérgenos.

La sensibilidad cutánea al cloro puede presentar, según el Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología, los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento de la piel, sensibilidad, inflamación o picazón en el sitio de contacto.
  • Lesiones cutáneas o sarpullido.
  • Escamas o costras en la piel.
  • Urticaria, que a su vez comparten algunos de estos síntomas como picazón y enrojecimiento.

 

En el caso de personas con asma y alérgicas con rinitis, que ya tiene vías respiratorias sensibles, también puede tener los siguientes síntomas:

  • Tos, especialmente por la noche, al hacer ejercicio o al reír.
  • Dificultad para respirar.
  • Sensación de opresión en el pecho.
  • Sibilancia con un sonido chirriante o silbante
  • Nariz que moqueante.

 

Lo primero que hay que hacer cuando se presume que se puede padecer una hipersensibilidad al cloro, es consultar con un especialista, que será el encargado de indicarnos qué pasos o tratamiento tenemos que seguir. Aun así, los especialistas recuerdan que la sensibilidad de la piel generalmente se trata lavando el área afectada con agua limpia para tratar de eliminar cualquier rastro del irritante restante; y en algunos casos, se puede recetar una crema con corticosteroides. La urticaria se puede tratar con un antihistamínico, como difenhidramina.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones