infoalergico.com - Cuando se padece alergia al polen de ambrosía...

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Cuando se padece alergia al polen de ambrosía...

Septiembre llega a su fin coincidiendo con el comienzo del Otoño, una temporada en la que el polen de ambrosía se arremolina en el aire, sobre todo en Estados Unidos, causando estragos entre algunas personas que padecen alergia.

 

La ambrosía es una planta que solo vive durante una temporada, pero en ese tiempo puede convertirse en una gran molestia para los alérgicos, ya que una sola de estas plantas puede liberar mil millones de granos de polen lo suficientemente ligeros como para flotar en el aire y afectar a mucha gente.

Esta planta crece sobre todo en Estados Unidos, especialmente en los estados del este y medio oeste, y puede comenzar a polinizar a partir de julio en algunos estados, aunque en la mayor parte del país, la temporada de ambrosía comienza en agosto y alcanza su punto máximo a mediados de septiembre, según la Asthma and Allergy Foundation of America (AAFA).

Esta planta se encuentra en 49 de los 50 estados norteamericanos, incluido Hawái, de forma que el único estado del país donde la planta no crece es Alaska,, ya que su polen es tan liviano que puede viajar cientos de millas, llegándose a encontrar a 400 millas de la costa en el océano.

La alergia al polen de ambrosía es una de las principales causas de alergias estacionales, y puede causar síntomas como congestión o secreción nasal, estornudos, picazón o hinchazón en los ojos, picazón en la nariz o garganta y mucosidad en la garganta.

Sin embargo, algunas personas pueden experimentar síntomas más graves, de forma que podría desencadenar síntomas de asma, provocar sinusitis crónica, dolores de cabeza y congestión que pueden causar problemas para dormir. Estas reacciones alérgicas se intensifican porque el sistema inmunológico de algunas personas trata el polen de ambrosía como un invasor extraño, lo que lleva a una reacción química que causa los síntomas.

No existe cura para esta alergia a la ambrosía, pero existen algunas terapias que pueden brindar alivio, como son los corticosteroides nasales, que pueden reducir los síntomas y tratar la inflamación.

Además, los antihistamínicos actúan reduciendo síntomas como la secreción nasal y los estornudos; y algunas personas pueden beneficiarse de la inmunoterapia, que puede llegar en forma de vacunas contra la alergia, ayudando a reducir los síntomas de la alergia al exponer gradualmente al cuerpo al alérgeno para que pueda desarrollar tolerancia.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones