infoalergico.com - Si padeces conjuntivitis alérgica... evita automedicarte...

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Si padeces conjuntivitis alérgica... evita automedicarte...

Los especialistas han destacado la importancia de no automedicarse para tratar la conjuntivitis alérgica, ya que hacerlo puede agravar más esta patología, que en esta época del año es una de las causas más frecuentes de visita oftalmológica, afectando hasta a un 30 % de la población, principalmente jóvenes en países desarrollados.

 

Según ha explicado la especialista en superficie ocular, córnea y cirugía refractiva del Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla, la doctora Laura Porrúa, “automedicarse con productos que calmen momentáneamente las molestias de la conjuntivitis alérgica puede contribuir a irritar más aún la conjuntiva ocular lo que puede llegar a empeorar la patología y complicar su tratamiento”.

La conjuntivitis alérgica afecta a la parte externa del ojo (la conjuntiva) como reacción al polen, especialmente a las gramíneas, en el norte de España, y al olivo, en el sur, aunque también puede deberse a una reacción a los ácaros del polvo o al pelo de animales.

El picor, el enrojecimiento ocular, el lagrimeo y la sensación de arenilla o sequedad son los síntomas más frecuentes asociados a esta patología, y a estos factores, la coyuntura actual suma dos más que están empeorando los casos de conjuntivitis alérgica: el uso de la mascarilla y los geles hidroalcohólicos.

Así las cosas, la doctora Porrúa ha afirmado que “el uso de mascarillas contribuye a empeorar la sintomatología porque favorece una mayor evaporación de la lágrima debido a las fugas de aire exhalado hacia la superficie ocular. Esto lo vuelve más vulnerable al privarlo de las defensas que contienen las lágrimas”,  y ha continuado indicando que “por su parte, los geles hidroalcohólicos son un producto tóxico que en contacto con los ojos pueden desencadenar una conjuntivitis irritativa o incluso una úlcera corneal”.

Desde la clínica se insiste en la importancia de que sea un especialista el que supervise el tratamiento más adecuado para tratar la conjuntivitis alérgica; de forma que lo más importante es realizar un diagnóstico correcto, pues estos síntomas pueden ser sugestivos de un gran número de patologías. Una vez diagnosticada la alergia ocular, para su tratamiento se emplean habitualmente antihistamínicos, tanto orales como en gotas, corticoides o lágrimas artificiales.

En este sentido, la especialista ha indicado que “debe tenerse en cuenta que un tratamiento mal administrado puede poner en riesgo la salud ocular. No sirve cualquier lágrima, si no que debemos priorizar los compuestos sin conservantes y con un ácido hialurónico de calidad. Además, éste es también el caso de los corticoides, que deben ser correctamente supervisados ya que su aplicación puede provocar alteraciones si no se administran adecuadamente como cataratas o glaucoma”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones