infoalergico.com - Las alergias incrementan un 30 % la probabilidad de sufrir un accidente de circulación

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Las alergias incrementan un 30 % la probabilidad de sufrir un accidente de circulación

Con la llegada de la primavera, las alergias se disparan, aunque el empleo de mascarillas extendido para hacer frente al coronavirus tiene un efecto colateral beneficioso, ya que reduce los síntomas de las alergias. Pese a ello, padecerlas puede conllevar un riesgo al volante que el comparador de seguros de coche Acierto ha cifrado en un 30 % más de probabilidad de sufrir un accidente de circulación.

 

El estudio elaborado por esta compañía establece además que  «hasta el 75 % de los alérgicos reconocen que la alergia merma su capacidad para conducir», y para ello ponen una serie de ejemplos, como el hecho de que «sufrir un pico de alergia al volante con sus típicos estornudos en cadena, ojos llorosos y moqueo reduce la atención sobre la carretera, de forma que una secuencia de estornudos de cinco segundos equivaldría a recorrer 140 metros a ciegas si circulamos a 90 kms, y la distancia podría ser mayor si tenemos en cuenta el momento previo al estornudo, durante la sensación de picor. Además, después del mismo hay otro lapso de tiempo hasta que recuperamos la atención sobre la carretera».

Es por ello que para Acierto, «la irritación y lagrimeo (...) es el síntoma de mayor riesgo, pues aumenta la sensibilidad a las luces y al sol, y la sensación de fatiga». El comparador del seguro añade, asimismo, que «a pesar de las consecuencias, solo el 20 % de los alérgicos está siendo o ha sido tratado por un médico. El resto no se trata o se automedica» cuando «un correcto abordaje es clave para reducir los efectos».

En este punto remarcan que las estimaciones apuntan que el 10 % de los accidentes de tráfico en esta época del año podrían tener su origen en un consumo erróneo de medicamentos, o en una conducta que alteraría la capacidad de conducir.

Además, han recordado que algunos de los medicamentos más comunes contra la alergia tienen una serie de efectos secundarios que, de darse, podrían reducir la capacidad de conducir, como es el caso de la somnolencia, los mareos o, incluso, la pérdida del apetito.

En este sentido, han difundido una serie de consejos para mitigar los efectos de la alergia al conducir, como el de «mantener las ventanillas cerradas y, de ser posible, utilizar filtros para el aire acondicionado» cambiándolos con la frecuencia recomendada. A estos consejos, habría que sumar el realizar una limpieza a fondo del vehículo, «pues el polvo contiene ácaros que pueden desencadenar alergias».

De la misma manera, el empleo de gafas de sol ayudará a reducir el lagrimeo, sobre todo en los supuestos de hipersensibilidad al sol, al tiempo que en el caso de un trayecto largo, la recomendación pasa por cambiarse la ropa y lavarse la cara y los ojos antes de salir, así como evitar circular por zonas húmedas o con mucha vegetación.

Asimismo, los especialistas inciden en que no se debe fumar dentro del habitáculo del vehículo y rechazan la automedicación y el consumo de alcohol, ya que «beber puede potenciar los efectos adversos de algunos medicamentos indicados para la alergia. Los más frecuentes son la reducción de los reflejos y la somnolencia».

Otros aspectos a tener en cuentan son que al amanecer y al anochecer, las concentraciones de polen en el ambiente son más altas, por lo que también es conveniente revisar los niveles de polen a través de la web de la Red Española de Alergología o alguna de las numerosas apps específicas diseñadas para la materia.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones