Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Cuando se padece urticaria crónica...

Además de padecer ronchas y picazón, las personas con urticaria crónica pueden atravesar por momentos de estrés y ansiedad, ya que el sarpullido y las molestias pueden limitar la vida social, el trabajo y la actividad física. 

Este tipo de urticaria crónica puede ser provocada por un factor conocido, y en ese caso se habla de urticaria crónica inducible. Es decir que los síntomas aparecen a partir de una causa, como puede ser la exposición al sol o a altas temperaturas.

Los pacientes que conviven con una urticaria crónica ven afectada en gran medida su calidad de vida, sus relaciones personales, su actividad laboral, porque tienen problemas para quitarse la ropa y mostrarse con lesiones en todo el cuerpo. Además, según algunos estudios, el diagnóstico de esta patología puede tardar hasta dos años en llegar, e implicar numerosas visitas al médico.

Los pacientes que la sufren están pendientes de su aparición las 24 horas, los siete días de la semana, porque no saben cuándo volverán a aparecer los síntomas ni tienen manera de evitarlos. Además, cuando reciben el tratamiento, más del 90 % de las personas que padecen la patología logra vivir la enfermedad sin síntomas.

El problema es cuando el tratamiento no llega por la falta de diagnóstico, por lo que con frecuencia, cuando las personas ven los síntomas, suelen recurrir a una guardia médica o al consultorio de un médico clínico, donde la urticaria suele confundirse con alergia. Incluso, los pacientes llegan a automedicarse, por ejemplo, con corticoides.

En estos casos, la consulta con el dermatólogo y alergólogo permitirá al paciente obtener el diagnóstico correcto de la enfermedad y con ello su tratamiento, seguimiento y acompañamiento adecuados.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones