Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Yorkie Poo, la raza de perro ideal para los alérgicos

El Yorkie Poo es una raza de perro relativamente nueva que pertenece al grupo de los perros híbridos que están conquistando los hogares del mundo, y que resulta de un cruce entre el popular yorkshire terrier y el caniche. El resultado es un perro con el buen carácter de ambas razas y un pequeño tamaño, ya que ambos padres son  pequeños a su vez.

Pese a que aún no está reconocido por ninguna sociedad canina, se está popularizando tanto que cada vez más personas se interesan por él, y la razón es que se trata de un perro cariñoso, juguetón, muy fácil de adiestrar, que pesa poco y te lo puedes llevar a cualquier parte... pero sobre todo, cuenta con una característica que muchos futuros propietarios buscan en su mascota: reduce el riesgo de alergia.

Esta raza de perro es de tamaño pequeño y su altura a la cruz varía entre los 15-35 cm. mientras que su peso oscila entre 1 y 6 kg., variaciones de altura y peso que se deben a que aún no existe un estándar de raza, por lo que su tamaño dependerá de los padres, así como los antecesores de estos.

El pelaje suele ser corto, puede ser liso o rizado, y no produce caspa, de la misma forma que no lo hace el del caniche. De ahí que sea una de las razas de perro más apropiadas para aquellas personas que puedan tener problemas de alergia.

En este sentido, no es apropiado decir que es un perro hipoalergénico, aunque sí se puede afirmar que disminuye enormemente las reacciones que pueden sufrir los pacientes.

Se desconoce cuál es el origen de esta raza de perro. Algunos sitúan a los primeros ejemplares en Estados Unidos, mientras que otros piensan que los primeros yorkipoo se vieron en Europa. Sí se sabe que tiene apenas una década de vida, y que, aunque se considere una raza de perro híbrida, tiene mucho de mestizo, puesto que es un tipo de cruce que puede darse espontáneamente debido a la popularidad de los progenitores y a que ambos son de un tamaño muy parecido.

En cualquier caso, cada vez se ven más yorkiepoo en los hogares, e incluso en los centros de protección animal, debido a su buen carácter y fácil manejo.

Pese a ser de pequeño tamaño, es un animal enérgico, con muchas ganas de jugar, con lo que los más pequeños del hogar pasarán muchas horas jugando. Además, es muy cariñoso, y aunque a priori no parezca un perro que exija muchos cuidados, sí hay que procurar cepillarle a diario o, al menos, con frecuencia durante la semana, para mantener su pelo suave y sedoso y eliminar el pelo muerto. Además, hay que revisarle las uñas y cortárselas cuando crezcan demasiado porque unas uñas demasiado largas pueden producir dificultades al andar.

Al tratarse de una raza de perro pequeña con baja demanda de actividad física, debe seguir una buena alimentación para evitar que engorde, puesto que la obesidad puede ser un problema para su salud. Además, hay que controlar las cantidades, puesto que suelen ser perros muy glotones, y para evitar que coman rápido, puedes recurrir a cuencos de comida especiales denominados slow bowl o alfombras destinadas a que el animal husmee y encuentre la comida.

También podemos decir que es el perro ideal si tienes otros animales en casa como, por ejemplo, gatos, ya que no tienen ningún instinto de caza, y es un animal destinado únicamente a ser perro de compañía. Además, esta mascota no es territorial ni dominante, por lo que también puede convivir perfectamente en un entorno donde haya otros perros. De hecho, probablemente sea él el que inicie el juego con cualquier otro animal que haya en casa.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones