Cuando se padece alergia al material escolar...

El material escolar está en el punto de mira a la hora de que los niños sufran alergias, sobre todo tras la psicosis ocasionada por la pandemia del Covid-19. Por este motivo, antes de que nuestros pequeños comiencen una actividad fuera de casa, como un campamento, la escuela infantil o el colegio, es aconsejable informar debidamente a la dirección del centro aportando un dossier médico, e informarse de los productos y los materiales que se emplean.

En este contexto, es muy probable que, durante su etapa escolar, tu hijo desarrolle alguna alergia hacia el material escolar. En cualquier caso, si nuestro hijo tiene alguna alergia grave, lo mejor será comprobar con los fabricantes los productos que van a utilizar los pequeños. De esta manera, te asegurarás que las marcas que van a emplear sean hipoalergénicas o el tipo de ingredientes con los que están hechos.

En este sentido, es aconsejable tener mucho cuidado y cuidar cada detalle del material escolar de tu pequeño. Entre estos productos, nos podemos encontrar con las témperas, tanto las que se aplican con un pincel como aquellas que vienen envasadas en un tubo... y es que la mayoría de ellas suelen contener ingredientes o trazas de alérgenos como la soja, las legumbres o, incluso, los cítricos. También, es muy posible que nos encontremos témperas con trazas de lactosa.

Al igual que ocurre con las témperas, las acuarelas también pueden contener ingredientes alérgenos, siendo los más habituales el sirope de cereales -que puede dar alergia a celíacos- y la fécula de patata, que puede provocar reacción a los niños que tenga alergia a este tubérculo. De la misma forma, para la elaboración de las ceras, algunos fabricantes utilizan cerdo, soja e, incluso, derivados de la ternera que tambián podrían podrán desencadenar alguna reacción alérgica.

La pintura de dedos, que es muy utilizada por los niños en las escuelas infantiles, puede contener, también, sirope de cereales y cítricos. En cualquier caso así, una de las alergias más comunes será a las tizas, que pueden contener caseína, una proteína presente en la leche y que causa la mayoría de alergias a este alimento. Además, hay otras que podrán contener lactosa o trazas de lactosa y/o proteínas de leche.

Por otro lado, el colorante rojo E-120, que está presente en muchos rotuladores, se obtiene a través del insecto Dactylopius coccus Costa, también llamado cochinilla y al que algunas personas son alérgicas. Será mucho más frecuente encontrar este tipo de ingrediente en algunos productos alimenticios, aunque sí que es cierto que también pueden estar en lápices y rotuladores de color rojo.

De la misma forma, la plastilina suele contener gluten, por lo que podría causar una reacción al niño en el caso de que sea celíaco. Esto sucederá si decide meterse el producto en la boca o se ingiere algún trozo de manera accidental. Algunas también contendrán sirope de cereales, así como trazas derivadas de las legumbres o del trigo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones