Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Cuando duermes con el aire acondicionado encendido...

Ahora que el calor aprieta sobremanera, es más necesario que nunca contar con aire acondicionado en casa, ya que por mucho que utilicemos un ventilador el insoportable calor podrá con nosotros si no contamos uno de estos aparatos de frío que nos aportan multitud de beneficios... pero ojo, que también pueden acarrearnos consecuencias negativas si no se utilizan de manera correcta.

Según explica el doctor Manuel Serrano, jefe de Servicio de Medicina Interna del Hospital la Luz, "el aire acondicionado en sí mismo no tiene ninguna contraindicación siempre que reúna las condiciones de salubridad necesarias y la temperatura apropiadas", pero aún así, se debe tener en cuenta que un uso inadecuado puede terminar por generar problemas de salud.

De esta manera, si se sobrepasa el nivel de exposición y la temperatura, el uso del aire, puede tener determinadas contraindicaciones y provocar ciertas dolencias y malestares como cefalea y migraña, ojo seco, deshidratación, problemas respiratorios, piel seca, o contracturas musculares.

También pueden encontrar dificultades las personas que padecen de problemas relacionados con dolores óseos o musculares, como reúma, o las que presenten algún tipo de contractura muscular.

Para evitar todos estos posibles efectos negativo, es importante utilizar correctamente el aparato de aire acondicionado, y que la temperatura se situé entre los 24 y los 25 grados, de forma que se pueda mantener así durante horas. Los especialistas advierten de que, en el caso de que el aire se reciba directamente y la potencia del chorro de aire sea alta, el enfriamiento puede ser superior a la temperatura señalada.

Pero si hay una duda que suele acompañar a la mayoría de las personas en estas insoportables noches de calor, es si dormir con el aire acondicionado encendido es malo para la salud. A nadie se le escapa que librate de los sofocos nocturnos en esta época es todo un placer, pero debido a que vamos a estar expuestos a una baja temperatura de manera continuada, se deben guardar ciertas precauciones.

En este sentido es muy importante hacer un uso racional del equipo en cuanto al número de horas que debe estar en funcionamiento, en cuanto a la temperatura y en cuanto a la potencia.

De esta manera, los especialistas aseguran que no es recomendable utilizarlo más allá de lo necesario para que nos ayude a dormir. La recomendación del doctor Serrano en este sentido, es dormir con las ventanas abiertas, al menos parcialmente, porque de madrugada cae la temperatura de forma natural y siempre va ser preferible a la temperatura del aire acondicionado.

Son muchos lo que no tienen aire acondicionado y pasan los días estivales pegados a un ventilador; poara ellos, el doctor Serrano explica que es preferible su uso al del aire acondicionado, siempre que no se reciba el impacto del ventilador directamente, pues igualmente puede esparcir suciedad. De esta manera, utilizándolo en lugares limpios, el ventilador es más recomendable que el aire acondicionado, sencillamente porque tiene menos efectos secundarios.

Como recomendación general, lo espec ialistas defienden que al utilizar el ventilador es mejor que mantenga una oscilación para, así, ventilar toda la estancia.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones