¿Porqué han aumentado las alergias al cacahuete en los niños...?

Un informe de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) muestra que entre 1997-1999 y 2009-2011, las alergias a alimentos en niños aumentaron 50 %; además, un informe académico indica que entre 1997 y 2008, la prevalencia de alergia al cacahuete y a los frutos secos en niños en Estados Unidos se había triplicado; al tiempo que otro estudio indica que desde 2010 las alergias al cacahuete han seguido en aumento.

Pues bien, a la hora de intentar averiguar el motivo de esta tendencia, un innovador estudio denominado Learning Early about Peanut Allergy (LEAP), aportaba algunas claves sobre lo que sucede, al encontrar que la edad en que los niños comen cacahuete por primera vez y la frecuencia de la legumbre en sus dietas, lo cual puede influenciar en que un niño pueda desarrollar alergia al mismo.

La sabiduría tradicional dice que la mejor forma de evitar una alergia al cacahuete, en especial entre niños de alto riesgo que tienen una predisposición genética a esa alergia o que tienen otras alergias o eczema, era evitar introducirlo en la dieta antes de los tres años. La Academia Americana de Pediatría hizo esa recomendación en el 2000, pero en 2008 la eliminó, y ahora dice que si un pequeño no experimenta reacciones alérgicas, los alimentos, incluyendo alérgenos potenciales, para complementar la lactancia no deben restringirse entre los cuatro y los seis meses de edad.

Los especialistas dicen que si un bebé padece de eczema severo o de alguna otra alergia a alimentos, puede ser recomendable darle al niño su primera prueba de cacahuete. “Hemos aprendido que no es bueno dilatar la introducción de alimentos altamente alergénicos”, ha explicado la Dra. Hanadys Ale, especialista en inmunología y alergia pediátrica del Joe DiMaggio Children’s Hospital en Broward.

En términos sencillos, la especialista ha comentado que “mostrarle al sistema inmunológico desde temprano quién es el potencial chico malo para que no tenga tiempo de desarrollar sensibilidad”. De esta manera, la introducción temprana de alimentos de alto riesgo lleva el mensaje a las células de que no cree anticuerpos, dice.

A causa del peligro potencial de asfixia, los cacahuetes completos o los pedazos de cacahuete no se deben dar a los bebés, y los médicos recomiendan elaborar un puré suave o una merienda que tenga mantequilla de cacahuete como ingrediente para niños en mediano y bajo riesgo de alergias al mismo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones