Cuando se padece urticaria solar...

Durante el periodo estival en el que nos encontramos, la exposición al sol aumenta sobre manera, por lo que será necesario seguir recomendaciones para tratar de evitar los daños que el astro Rey puede causar en la piel, y las cremas solares se convierten en uno de los grandes aliados para proteger nuestra piel de la radiación ultravioleta.

Además de las habituales quemaduras que sufren los más descuidados, son muchas las persona que padecen alergia al sol, que no es sino como se denomina a  las diferentes alteraciones que puede causar la luz solar en la piel, entra las que destaca la urticaria solar.

Se trata de uno de los diferentes tipos de alteraciones que se producen en la piel por la exposición solar... pero hay otras, como por ejemplo, la erupción polimorfa solar, aunque la urticaria solar es la más habitual y produce en la piel la aparición de lesiones de tipo habón, similares a las de una picadura.

Estas lesiones pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo tras la exposición solar, incluso en las zonas donde no ha dado el sol. Además, aparecen en los primeros minutos tras ponerse al sol.

En cuanto al tratamiento de esta afección, lo más recomendado son los antihistamínicos, los corticoides o el omalizumab... aunque en último caso también pueden emplearse inmunosupresores como azatioprina, micofenolato o ciclosporina.

En los servicios de dermatología de los hospitales públicos, suele recomendarse un tratamiento con fototerapia dirigido a conseguir la tolerancia de la piel a la luz mediante dosis bajas y progresivas de radiación ultravioleta. Sin embargo, estos tratamientos tienen una difícil predicción de cómo será la evolución del paciente, hasta el punto de que puede llegar a autolimitarse con el tiempo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones