Cuando el niño padece alergia al sudor...

En verano se producen numerosos casos de alergia al sudor en los niños, una afección que sufren especialmente los bebés y que puede manifestarse de distintas maneras, por lo que resulta importante identificar los síntomas para aplicar el mejor tratamiento.

El sudor es la respuesta natural del cuerpo al aumento de la temperatura, pero en el caso de los niños y en especial los bebés, puede que todavía no hayan desarrollado del todo la termoregulación de su cuerpo, de modo que para ellos puede convertirse en una reacción alérgica marcada por la aparición de manchas rojas, granitos, dermatitis o picazón.

Una consulta al pediatra será lo más indicado para que identifique si el niño tiene alergia al sudor, pero siempre es aconsejable saber de qué modo se puede identificar.

Básicamente hay tres tipos de alergias al sudor que pueden sufrir los niños:

  • Dermatitis atópica

La piel fina de los bebés o los niños provoca que muchos de ellos sufran dermatitis atópica en la primera infancia, la cuál se puede agravar durante el verano a causa del el sudor. Este tipo de dermatitis se caracteriza por enrojecimiento de la cara, en la frente y las mejillas, pero también podemos encontrar manchas rojas en muñecas, codos, rodillas, tobillos y cuello. Es aconsejable enjuagar de forma suave y secar la piel del niño de modo que podamos evitar que el sudor u otros productos irritantes lleguen a entrar en contacto con su piel.

  • Urticaria

La urticaria puede aparecer también como una manifestación alérgica al sudor, en forma de manchas rojas y picazón en determinadas zonas del cuerpo, especialmente el pecho, la espalda o los brazos y piernas. Se trata de una condición bastante molesta, por lo que es necesario que el pediatra evalúe al niño para poder recetar el mejor tratamiento. No obstante, en la mayoría de los casos, una reacción alérgica de este tipo puede llegar a desaparecer en unas horas.

  • Dishidrosis

Este trastorno suele afectar a niños que sudan mucho y está considerado un trastorno de la piel parecido al eccema, que aparece sobretodo en las manos y los pies. Está caracterizada por la aparición de ampollas, de forma que tras visitar al pediatra, el tratamiento a seguir suele ser local, aplicando una pomada antiséptica y antiinflamatoria.

Para prevenir las alergia al sudor en los niños, siempre se pueden seguir los siguientes consejos:

  • No utilizar jabones, geles o colonias que tengan demasiados químicos o alcohol, ya que pueden agravar el problema.
  • Bañar al niño en agua tibia, mejor que en agua caliente, ya que así se reducirá la sensibilidad de la piel, haciéndo que sea cada vez más tolerante al sudor.
  • No utilizar telas sintéticas. Es mejor que los niños vistan prendas de algodón, a poder ser orgánico.
  • No cubrir con mucha ropa a los niños, en especial a los bebés, ya que se puede provocar que aumente su temperatura y que sude mucho más. Además, se deben elegir siempre prendas transpirables.
  • Mantener la piel del niño siempre limpia e hidratada.
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones