Cuando se padece alergia en las axilas...

La irritación, el enrojecimiento y la aspereza debajo del brazo suelen indicar que padece una alergia en las axilas, un lugar normalmente oculto en otoño e invierno con el uso de ropa de manga larga, pero que sale a relucir con el buen tiempo.

Varios factores pueden causar irritación y picazón debajo del brazo, y en ocasiones el problema es el resultado de reacciones del propio cuerpo, mientras que en otros casos es causado por agentes externos... eso por no hablar de que algunas personas tienen una piel más sensible y delicada y, por lo tanto, una mayor tendencia a desarrollar este tipo de alergia.

Entre las principales razones de las alergias en las axilas destacan:

  • Sequedad

La piel debajo del brazo es delgada, delicada y sensible y, por lo tanto, merece especial atención. Si es seco y áspero, puede pelarse e incluso agrietarse.

  • Fricción

Cuando la piel, ya sensibilizada, sufre un roce constante de la tela de la ropa, puede irritarse aún más. Lo ideal es usar piezas hechas con telas más suaves y ligeras y dejar la región descubierta siempre que sea posible.

  • Depilación inadecuada

El primer consejo aquí es hacer una exfoliación en el lugar deseado uno o dos días antes, de manera suave para no irritar. Además, el uso de aparatos ortopédicos o crema depilatoria merece mucha atención. Ddebe desechar las cuchillas viejas, que tienden a quedar ciegas, y apliqcar una crema en el área para facilitar el deslizamiento y evitar la fricción excesiva, además de revisar qué sustancias están presentes en las lociones que eliminan el vello, ya que también pueden causar una reacción alérgica. Finalmente, cualquiera que sea el método elegido, es importante que la depilación se realice sobre la piel limpia e higiénica para evitar la contaminación por hongos y bacterias.

  • Composición de productos de higiene y belleza

Los desodorantes, cremas y otros artículos de este tipo pueden contener agentes irritantes en la formulación, especialmente para pieles sensibles. Entre ellos, destaca los parabenos, el alcohol, los conservantes, los colorantes y las fragancias.

  • Sudor

El calor, así como la actividad física, pueden elevar la temperatura corporal y aumentar la transpiración. A pesar de ser un proceso natural y saludable, en algunas personas también puede ocurrir alergia al sudor, también llamada urticaria colinérgica, que aparece en situaciones de temperatura corporal elevada y sudoración, como en el caso de tensiones emocionales, baños calientes o incluso cuadros febriles. La sudoración excesiva puede causar la obstrucción de los conductos de las glándulas excretoras, causando una inflamación conocida como erupción cutánea, que incluye enrojecimiento en las axilas y la aparición de pequeñas bolas que pican, arden y arden. 

  • Dermatitis variada

Además de la miliaria, otras inflamaciones de la piel causan manchas rojas y con picazón en las axilas. También conocidos como eccema, pueden ser causados ​​por varios factores, desde hongos hasta origen genético. La dermatitis de contacto, por ejemplo, surge del contacto de objetos o productos con la piel, causando irritación.

  • Estrés

Los problemas emocionales pueden afectar a nuestra piel y desencadenar o agravar las alergias cutáneas, incluidas las axilas. También conocida como alergia nerviosa, esta afección provoca la aparición de manchas rojas, picazón e incluso pequeñas burbujas debajo del brazo y en otras partes del cuerpo.

En cualquier caso, es posible prevenir o aliviar los síntomas de dermatitis y alergias debajo del brazo manteniendo siempre la región limpia y seca. Gracias a la gran cantidad de glándulas sudoríparas, las axilas tienden a estar bastante húmedas, a lo que hay que agregar que es un lugar congestionado y que tenemos un ambiente favorable para el desarrollo de hongos y bacterias.

Para mantener las axilas más secas y reducir el riesgo de alergias y dermatitis, el mejor consejo es tomar baños regulares y secar muy bien el área, para después aplicar un desodorante antitranspirante con sales de aluminio solubles en la superficie de la piel, que forma una capa protectora en forma de gel. Esta película permanece en la piel temporalmente y disminuye la cantidad de sudor liberado por el cuerpo.

En este sentido es aconsejable revisar las etiquetas de los productos y evitar las formulaciones perfumadas o con muchos agentes químicos, sobre todo si la piel es sensible, verificando los ingredientes para ver si algún componente de la fórmula puede desencadenar reacciones cutáneas. En este caso, se debe optar por productos sin fragancia libres de alcohol etílico, parabenos y colorantes.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones