Recomiendan a los asmáticos que sean más disciplinados con la prevención contra el Covid-19

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) ha recordado a los pacientes asmáticos que deben ser "más vigilantes y disciplinados" con las medidas generales de prevención del contagio por el nuevo coronavirus, ya que debido a su patología, tienen unas vías respiratorias "mucho más susceptibles" a cualquier tipo de infección, especialmente las víricas.

Según el presidente del Comité de Aerobiología de la SEAIC, Ángel Moral, "si un paciente tiene una infección vírica y es asmático, va a tener una mayor inflamación que un paciente que no lo es. Esto va a favorecer a que aumente el riesgo de crisis de asma",  al tiempo que ha advertido que "el asma mal controlada de base podría aumentar la susceptibilidad a una infección respiratoria vírica, incluyendo el coronavirus, y también una peor evolución de dicha infección respiratoria".

Por este motivo, los expertos han destacado la necesidad de que los pacientes alérgicos, y concretamente los asmáticos, sigan y realicen sus tratamientos de forma adecuada para evitar ser aún más susceptibles a infecciones, y por lo tanto, a tener complicaciones por el Covid-19. Además, han instado a los pacientes asmáticos que sigan un protocolo especial y que cumplan correctamente y todos los días con el tratamiento prescrito por su médico.

"Hacer el tratamiento irregularmente o dejar de tomarlo porque nos encontramos bien puede contribuir a que la inflamación de los bronquios empiece a descontrolarse, aunque inicialmente el paciente no se dé cuenta de ello. Esa leve inflamación puede motivar que los bronquios sean más susceptibles a las infecciones respiratorias", ha detallado Moral.

Los síntomas de la rinitis alérgica son fundamentalmente de picor nasal, muchas veces asociado a picor de ojos, estornudos repetidos, destilación nasal acuosa y congestión nasal de instrucción más o menos brusca. Por su parte, la sintomatología del coronavirus puede ser similar al de un catarro leve y más habitualmente con síntomas parecidos a los de una gripe: fiebre de moderada a intensa, malestar general y abatimiento, tos habitualmente seca, dolor de garganta y puede asociar flemas y dificultad para respirar, además de pérdida de olfato y gusto.

Para atenuar los síntomas de la alergia los expertos ha recomendado el uso de mascarillas, que tienen como objetivo proteger al portador de la inhalación de microorganismos (bacterias, virus) y material particulado transportado por el aire.

Un estudio realizado por el Comité de Expertos de la SEAIC, en el que se analizó el poder filtrante de las mascarillas de protección ante la exposición al polen y los ácaros del polvo, concluyó que las mascarillas homologadas que reducen hasta un 80 % las partículas de pólenes y polvo en el aire inhalado, son una herramienta eficaz para reducir los síntomas alérgicos de los pacientes.

Las mascarillas de protección o FFP son las indicadas para pacientes alérgicos, ya que cubren nariz y boca filtrando el aire que se inhala y retienen las partículas que se encuentran en el aire que respiramos como los pólenes y los virus.

"Estas mascarillas tienen una elevada capacidad de filtración y reducen hasta un 80 por ciento las partículas de pólenes y polvo en aire inhalado. Como consecuencia de la reducción de los síntomas, se produce un descenso en el consumo de medicamentos de rescate y una menor asistencia a servicios de urgencias", ha comentado el doctor Moral.

En otro orden de cosas, la pandemia por coronavirus hace a la inmunoterapia sublingual una buena opción de administrar los recursos sanitarios, aunque es necesario seguir las tradicionales recomendaciones de los especialistas para disminuir la exposición a pólenes, tales como evitar estar al aire libre, especialmente los días ventosos, viajar en el coche con las ventanillas subidas, revisar los filtros antipolen, evitar dejar mucho tiempo las ventanas de casa abiertas, entre otras.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones