La polinización de primavera llegará antes y será más fuerte de lo habitual

La polinización de esta primavera y verano comenzará unos días antes de lo habitual y será importante, con niveles por encima de la media desde 1994, lo que puede causar también un aumento de las alergias... aunque no tendrá tanto impacto en la sociedad, debido al obligatorio confinamiento a causa del coronavirus.

Según las previsiones de los niveles de polen y esporas en la atmósfera para los próximos meses difundidas por la Red Aerobiológica de Cataluña (RAC) del ICTA-UAB y del Departamento de Biología Animal, Biología Vegetal y Ecología de la UAB, el otoño e invierno han sido más húmedos y cálidos de lo habitual, por lo que la abundancia de agua en el momento en que las plantas, sobre todo los árboles, arrancan su actividad tras el parón por el frío, y las temperaturas suaves para la época al iniciarse las polinizaciones se ha traducido en floraciones y polinizaciones importantes durante el invierno.

Según los expertos, las polinizaciones invernales (ciprés, fresno, avellano, aliso) han comenzado pronto y con mucha fuerza, superando las concentraciones medias históricas registradas desde 1994 hasta la actualidad, y han acabado pronto, es decir, han tenido la duración habitual.

Durante el 2020, las polinizaciones primaverales de plátano, pino, parietaria, chopo, sauce, arce, moreras, gramíneas y pronto las de abedul, siguen la tendencia de empezar pronto y con mucha fuerza y podrían tener la duración habitual excepto que las temperaturas sean repentinamente muy elevadas, lo que provocaría el agotamiento avanzado de la floración de las plantas.

También podría evitar esta polinización fuerte el que las lluvias se produzcan durante las horas de luz, cuando las flores están abiertas y pueden liberar el polen, ya que la lluvia arrastraría el polen hacia el suelo.

La alergia más frecuente es la respiratoria, con un 25 % de la población que padece rinoconjuntivitis y hasta un 12 % con asma, producida principalmente por los ácaros del polvo doméstico, el polen y las esporas de hongos.

Los síntomas que la alergia respiratoria puede ocasionar son ahogo, tos, estornudos, picor en la nariz y ojos, obstrucción nasal, mucosidad nasal, dolor de cabeza y pérdida de horas de sueño.

Según datos de la SCAIC, las sensibilizaciones más prevalentes en los pacientes alérgicos son al polen de gramíneas (51,6 %), plátano de sombra (38,7 %), olivo (35,5 %), cupresáceas (22,6 %) y céñigos (6,5 %).

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones