El estrés por el confinamiento puede afectar a las alergias

Cuando alguien sufre estrés, como la que pueden sufrir muchas personas sometidas al confinamiento a causa de la crisis del coronavirus, sus defensas bajan y se verá más expuesto a tener alergias más agudas. Y es que cuando estamos nerviosos, nuestro corazón se altera cambiando el ritmo cardíaco, que puede acelerar también el ritmo de nuestra respiración, la cual también se ve afectada durante las alergias.

Este proceso natural del cuerpo humano es una respuesta a las condiciones externas que pueden resultar una amenaza. Nuestro entorno está en un cambio constante que nos obliga a estar continuamente en proceso de adaptación y estos cambios son los que pueden suponer retos de la vida diaria que causan estrés. Se trata pues de una respuesta fisiológica y/o psicológica a estos cambios.

En este sentido, el estrés puede afectar o involucrar a muchos órganos o funciones del cuerpo, tales como el cerebro, el corazón, los músculos, el flujo sanguíneo, la digestión, el aparato respiratorio…etc.

Existen tres tipos de estrés. Uno de ellos es el estrés el agudo, que puede ser excitante y agotador y no perdura en el tiempo, ya que se trata de un estrés en un momento puntual, como puede ser por una entrevista de trabajo. El estrés agudo episódico llega cuando el anterior aparece con frecuencia, suele hacer reaccionar de forma descontrolada y emocional, y se exterioriza como un estado irritable y con incapacidad para organizar la vida. Por otra parte, el estrés crónico viene a ser como un estado constante de alarma.

El estrés puede afectar a distintas funciones corporales, como a la salud nasal que solemos ver afectada cuando lo padecemos. Cuando alguien sufre esta patología sus defensas bajan y se verá más expuesto a tener alergias más agudas, por no hablar de que cuando estamos nerviosos, nuestro corazón se altera cambiando el ritmo cardíaco que puede acelerar también el ritmo de nuestra respiración, la cual también se ve afectada durante las alergias.

Cuando llega la primavera y una persona alérgica está estresada es más difícil para su organismo combatir el polen y por tanto su alergia será mucho más fuerte. Para combatir el estrés y reducir el riesgo de que las alergias empeoren se recomienda dormir tranquilo, organizar bien la agenda y la vida, tomándose el tiempo necesario para uno mismo, además de hacer ejercicio.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones