¿Cómo desinfectar la casa para protegerte del coronavirus y las alergias...?

Para reducir las posibilidades de un contagio o si se tienen síntomas, no transmitírselo a aquellos que viven contigo, es de vital importancia mantener una higiene adecuada en casa, se esté o no enfermo.

Además de lavarte las manos con mucha frecuencia y quedarte en casa si te encuentras mal, hay otras recomendaciones que debes seguir para evitar enfermar o contagiar a los demás.

Los gérmenes, bacterias y virus pueden sobrevivir en la superficie de los objetos, en ocasiones durante varias horas y en algunos casos hasta un día entero. Los teclados de los ordenadores se llenan de bacterias si no los limpias frecuentemente, por lo que los microbiólogos recomiendan limpiarlo al menos una vez por semana, de la misma forma que hay que hacerlo con la pantalla de los teléfonos móviles y otros aparatos como tabletas o lectores electrónicos.

Para limpiar estos aparatos lo primero que debes hacer es apagarlos y tenerlos desconectados de la corriente, para aplicar más tarde una solución que contenta agua y alcohol y frotar con un paño. El teléfono móvil lo llevas a todas partes, por lo que puede ser un foco de gérmens.

Por otra parte, será conveniente desinfectar la ropa y cualquier producto de tela, lanvando la ropa con la frecuencia adecuada. Depende de la prenda en cuestión, y a la ropa interior se le debe dar un único uso antes de limpiarla, los pijamas aguantan 3 usos y los pantalones 5 o 6 como mucho. Pero no sólo hay que lavar las prendas de vestir, sino también la ropa de cama, que puede ser un foco de bacterías que termine provocando o empeorando ciertas enfermedades. En este sentido, lo más higiénico es limpiar las sábanas una vez por semana, como mínimo.

Por otra parte, no se debe descuidar la limpieza del cuarto de baño, uno de los lugares más sensibles de una casa en cuanto a la higiene, ya que es un foco importante de bacterias y transmisión de enfermedades. Cada zona del cuarto de baño debe limpiarse con una frecuencia determinada, ya que no es lo mismo el retrete que la ducha. Así, el retrete y lavabo deben limpiarse mínimo una vez en semana; la ducha, mínimo una vez cada dos semanas, aunque las cortinas deben limpiarse semanalmente; y las esponjas, diariamente, introduciéndolas en agua hirviendo durante 2 minutos.

La cocina debe limpiarse a fondo, como mínimo, una vez por semana, lo que incluye todos los electrodomésticos que utilices a la hora de tratar los alimentos. El microondas tiene que limpiarse una vez por semana, a ser posible utilizando agua y vinagre mediante un pulverizador, mientras el frigorífico sólo necesita una limpieza mensual siempre que se haga a fondo y con desinfectantante, aunque el cajón en el que se guardan las verduras ha de ser limpiado cada 2 semanas, ya que muchas bacterias y virus pueden entrar a tu cuerpo a través de los alimentos, por ello resulta necesario mantener una limpieza muy cuidadosa en la cocina. No sólo en caso de enfermedades o gripes, sino durante todo el año. Intenta no acumular platos sin lavar en el fregadero.

Si eres portador de un virus puedes dejar el rastro por cualquier parte, especialmente los picaportes y los pomos de las puertas que usas de forma muy habitual casi sin percatarte de ello. Una puerta con gérmenes puede propagar enfermedades de forma muy sencilla, tanto en casa como en lugares de trabajo. Hay que limpiar los pomos de forma habitual, añadirlo a tu rutina de limpieza cotidiana... y si alguna persona en casa se encuentra enferma has de limpiarlo con mucha más frecuencia.

El suelo y las alfombras deberám ser limpiados como mínimo una vez por semana. Las alfombras y moquetas son cuna de gérmenes, y debes prestar especial atención con este aspecto si vives con una mascota. Las alfombras se tienen que aspirar, como mínimo, una vez por semana. El suelo de la cocina y el cuarto de baño debe ser barrido y fregado al menos 2 veces cada semana.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones