Los asmáticos no tienen más probabilidades de infectarse de coronavirus, pero sí más riesgos para su salud si se contagian

La pandemia de coronavirus está causando muchos problemas de diferente índole pero existen ciertas personas que deben tener más precaución, teniendo en cuenta que  afecta principalmente al sistema respiratorio. Entre estas personas se encuentran las personas con enfermedades pulmonares como el asma, la EPOC, o la rinitis alérgica.

Según los especialistas sanitarios, el 20 % de las personas que han contraído la infección tienen alteraciones pulmonares relevantes que requieren de ingreso hospitalario, y de ellos, se calcula que la mitad tendrán una evolución grave o muy grave y necesitarán de apoyo ventilatorio suplementario.

Las crisis de asma se presentan con un aumento de la tos y dificultad respiratoria y, en ocasiones, se producen por infecciones víricas respiratorias que pueden acompañar fiebre, síntomas bien reconocibles de COVID-19. Es posible que dicha infección sea una de las comunes habituales como la gripe o el resfriado común, sin embargo, es importante estar alerta para aprender a diferenciarlas de un posible contagio por el actual coronavirus.

Con el fin de identificarlas, la Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria (AEPap) ha elaborado una tabla con criterios clínicos a partir de los datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, que pueden ayudar en esta diferenciación de enfermedades. En ella, se aclara que si el paciente tiene tos, fiebre y dificultad respiratoria, signos y síntomas de la enfermedad de las vías respiratorias inferiores, hay que valorar el riesgo epidemiológico.

Si las personas que tienen asma diagnosticada contraen una infección respiratoria, esta puede desencadenar los síntomas del asma y es posible que alguna crisis, por lo que es importante que contacte con su médico y sigan sus recomendaciones para el control de su enfermedad. Dichas recomendaciones contemplan mantener el uso de los inhaladores preventivos diariamente según se prescriba, lo que ayudaría a reducir el riesgo de una crisis de asma causada por cualquier virus. Es importante por lo tanto que la persona con asma lleve consigo el inhalador de alivio rápido siempre consigo, por si tiene que utilizarlo cuando aparezcan los síntomas.

Además, es primordial que el paciente le pida a su neumólogo un plan de acción personalizado para controlar el asma que le ayude a reconocer y controlar mejor los síntomas cuando aparezcan.

Estas precauciones cobran especial relevancia si tenemos en cuenta que casi la mitad de los pacientes con asma no tienen controlada su enfermedad porque no son adherentes al tratamiento.

Desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) aseguran que el problema puede sobrevenir cuando no se tiene controlado el asma, por ello, insisten en la necesidad de que los pacientes sigan adecuadamente su tratamiento para que en caso de contagiarse con el coronavirus las consecuencias serán menores.

Siguiendo con las recomendaciones, en el caso de que el asma empeore o desencadene una crisis asmática hay que seguir las acciones que el especialista haya detallado en el plan de acción y llamar, en caso de tener además una confirmación o sospecha de COVID-19, al número de teléfono de emergencias correspondiente de la comunidad autónoma habilitado para el manejo de esta pandemia.

Todas las personas con una enfermedad crónica como el asma forman parte del grupo de mayor riesgo frente al coronavirus, sin embargo, los niños son un colectivo de especial preocupación. En este escenario de incertidumbre frente al COVID-19, el Grupo de Trabajo de Inmunología Clínica de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergia y Asma Pediátrica (SEICAP) ha difundido una serie de recomendaciones para menores con asma.

Entre estos consejos, insisten en no acudir a los servicios de Urgencias, sino llamar a los teléfonos habilitados o bien al 112 o al 061 para realizar las consultas pertinentes. Si, por el motivo que sea, se debe acudir al hospital, es esencial el uso de una mascarilla protectora. Desde SEICAP explican que cuando se deba llevar al menor al centro sanitario, este vaya provisto de su propia cámara espaciadora y mascarilla para el uso de inhaladores de forma individualizada. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones