Diferenciando la gripe o el resfriado del coronavirus...

En primavera algunos sufren alergia, aunque durante el invierno el gran problema sanitario suele ser la gripe... sin embargo, este año la preocupación médica se centra en el avance del coronavirus, a lo que hay que sumar los resfriados, comunes en temporadas de frío, pero con un problema añadido, que todos ellos tienen algunos síntomas en común, lo que puede provocar confusión cuando uno empieza a notar alguno de los mismos.

Por este motivo, resulta recomendable conocer las diferencias entre el temido coronavirus y el resfriado y la gripe, además de saber en qué momento es necesario trasladarse hasta un centro médico para hablar con un profesional.

Los procesos infecciosos de las vías respiratorias como las gripes o el resfriado están provocados por un virus, motivo por el que no se tratan nunca con antibióticos, que solo actúan contra las bacterias. De esta manera, tanto la gripe común como el resfriado no tienen cura; de ahí que sea común escuchar que cuando uno tiene gripe "se le cura en una semana con medicamentos y en siete días sin ellos".

Los síntomas más comunes de todos estos males y que comparten todas estas enfermedades son tos, folor de cabeza, congestión nasal o malestar general. Sin embargo, para saber de qué se trata exactamente hay que buscar las diferencias, y en este punto la clave está en la fiebre. Los resfriados comunes no suelen provocar fiebre, mientras que la gripe y el Covid-19 elevan la temperatura del cuerpo más allá de febrícula, es decir, generan una fiebre alta por encima de los 38 grados.

De la misma manera, la gripe suele provocar dolores y molestias musculares, especialmente en brazos, piernas y espalda, además de las articulaciones; mientras que en un resfriado pueden aparecer también ciertos dolores, pero mucho más leves que cuando se trata de una gripe. Además, en un resfriado los síntomas aparecen de manera gradual, mientras que los síntomas de la gripe suelen aparecer de golpe.

Otro punto en el que hay que prestar atención es la tos, ya que dependiendo del tipo de enfermedad del que estemos hablando se presenta de una u otra manera. En el caso de la gripe, la tos suele ser no productiva, es decir, tos seca; mientras que en un resfriado, la tos es más moderada y sí suele ser productiva, es decir, con flema. Por contra, en el caso del coronavirus, la tos es tos seca y sin esputo.

 

Por otra parte, si se siente dolor de garganta, irritación en los ojos, estornudos, picor en la nariz y moqueo frecuente, suele ser síntoma inequívoco de resfriado, ya que las secreciones nasales son muy frecuentes en los catarros, pero muy poco habituales cuando se tiene una gripe.

No es habitual sentir todo estos síntomas a la vez, pero podría ocurrir, ya que hay estudios que confirman que se puede contraer una gripe y un resfriado al mismo tiempo.

Con la alerta del coronavirus, puede encontrarse uno en la tesitura de acudir o no al médico para ser evaluado más en profundidad. En estos casos, si de la lista de síntomas relacionados con el Covid-19 se confirma fiebre, tos y sensación de falta de aire, se puede pensar que es el momento de acudir al médico.

En cualquier caso, será necesario reflexionar antes, con el objetivo evitar que se colapsen las líneas telefónicas, sobre todo si además de los síntomas, se ha estado recientemente en alguna de las zonas de riesgo o se ha tenido contacto estrecho con una persona que sea un caso confirmado por coronavirus.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones