Cuando el perro es alérgico a las plantas...

Las alergias estacionales en las mascotas son más comunes de lo que solemos pensar, y a aparecen varias veces al año provocando en los animales síntomas como picazón, irritaciones en la piel, dificultad para respirar, congestión o malestar general.

Las alergias a las plantas en los perros suelen ser difíciles de detectar, ya que por lo general se trata de plantas que producen polen, como las de exterior, interior, arbustos y pastos.

De esta forma, el polen, la salvia o los aceites presentes en las plantas pueden ser los principales causantes de la alergia en perros, por lo que si notas que tu mascota presenta síntomas como un rascado permanente, ojos llorosos, estornudos o hinchazón en sus patas, será aconsejabble hacer una visita al veterinario, que realizará un diagnóstico a partir de preguntas sobre los síntomas, cuánto suelen durar o si se presentan en el interior o cuando el animal sale al exterior.

Además, puede que le hagan algunas pruebas tales como análisis de sangre o de orina, así como un perfil bioquímico o una prueba cutánea, en el caso de que haya irritación. De esta manera, el especialista observará de cerca los síntomas del perro al mirar su cavidad nasal, su garganta, ojos y oídos y podrá escuchar sus pulmones para verificar si hay sibilancias o dificultad para respirar, controlar su ritmo cardíaco y su temperatura.

La mejor solución para prevenir la alergia a las plantas de las mascotas es mantenerlas alejadas del agente que está causando la irritación, algo es posible ya que la alergia puede haber sido desatada por una nueva planta que tenemos en casa. Sin embargo, en otros casos esto no es factible, y si el animal es alérgico al polen de los árboles, no podremos impedirle salir a la calle durante meses.

Además existen tratamientos a base de esteroides o antialérgicos, que tienen la función de suprimir parte de la respuesta inmune del animal, pero que en ocasiones pueden causar daños en su sistema inmunológico. Por este motivo, la mejor alternativa es evitar pasear a los perros durante la mañana o al final de la tarde, ya que a estas horas los niveles de polen suelen ser más elevados en el aire.

Además, a regresar a casa es necesario limpiar el cuerpo y las patas del perro con un paño húmedo o una toalla hipoalergénica, lo que eliminará el exceso de polen y otros alérgenos del pelaje y la piel.

El vinagre de manzana es una excelente alternativa natural para eliminar el polen y otras sustancias.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones