Remedios naturales para prevenir y tratar las alergias

Cada año son más las personas afectadas por algún tipo de alergia. Las condiciones a las que nos enfrentamos diariamente, como la polución, están extendiendo este tipo de problemas, por lo que será bueno conocer algunos remedios para prevenirla o tratarla.

Si podemos prevenir los síntomas de la alergia antes de que se presenten, mucho mejor. Por eso, te ofrecemos una serie de remedios que pueden ayudarte a evitarlos. Empezar a consumir estos remedios unas semanas antes de la temporada de alergias, o justo al principio de esta, posiblemente te será de gran ayuda:

Cúrcuma.- La cúrcuma últimamente está muy de moda para todo, y en el tema de las alergias no iba a ser menos. La cúrcuma ayuda a bloquear los componentes que provocan las reacciones alérgicas.

Vitamina C.- Consumir frutas ricas en esta vitamina, como las naranjas o el kiwi (que sorprendentemente tiene más vitamina C que los cítricos, en contra de lo que se suele pensar) te puede ayudar con las reacciones alérgicas, e incluso prevenirlas. remedios alergia

Magnesio.- El magnesio está presente en almendras, pipas y vegetales de hoja color verde oscuro. En este caso, protege los pulmones y mejora la respiración. También ayuda a evitar los estornudos.

Pero, no siempre se pueden prevenir las reacciones alérgicas, y por suerte, si hemos llegado tarde, podemos suavizar los síntomas con una serie de remedios, tales como:

Infusión de ortiga.- Nuestra amiga la ortiga es la culpable de muchos picores indeseados cuando vas por el campo alegremente. Pero, además, tiene muchas propiedades al emplearla como infusión. Entre otros beneficios, la ortiga actúa aliviando y controlando los síntomas de quienes padecen alergia al polen.

Irrigaciones nasales.- Las soluciones salinas son ideales para irrigar la nariz, suavizando así la mucosa y limpiando el polen o polvo que pueda encontrarse en el interior de las fosas nasales. De esta manera, aliviaría tanto estornudos como el flujo nasal. Si tienes bicarbonato en casa y una pizca de sal (esto último supongo que sí lo tendrás), puedes preparar la solución fácilmente. Mezclas media cucharita de sal con media de bicarbonato en media taza de agua tibia. Aplica unas gotas a cada fosa nasal, dejando que salgan después hacia fuera. Limpia tu nariz con un pañuelo y listo. El proceso puede ser un poco molesto, pero se nota el alivio.

Miel.- La miel actua como una especie de vacuna (salvando las distancias) en los casos de alergia al polen. Al consumirla, estás entrando en contacto con pequeñas dosis de lo que te produce la alergia. Así, tu cuerpo se acostumbra algo más al polen y se reduce la intensidad de los síntomas.

Té verde.- Uno de los componentes del té verde es un excelente bloqueador de las sustancias que producen los síntomas de la alergia.

Menta.- La infusión de menta, o incluso inhalar su aceite esencial (la aromaterapia también me chifla), es muy útil para aliviar los síntomas de la alergia, ya sea al polen o al polvo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones