infoalergico.com - La alergia puede producir ataques de asma

La alergia puede producir ataques de asma

Las alergias son la causa del asma, en algunos casos, pero en otros no. Sin embargo, paeece claro que las personas que padecen el tipo de alergias que afectan a la nariz y los ojos y que provocan síntomas como secreción nasal y picazón o enrojecimiento ocular son más propensas a tener asma.

Cualquier cosa que provoque una reacción alérgica, como el polen, también puede desencadenar síntomas asmáticos en algunas personas. Pero no todas las personas que padecen alergias desarrollan asma, y no todos los casos de asma están relacionados con las alergias.

El asma es una enfermedad muy frecuente cuya prevalencia ha aumentado en los últimos años, hasta el punto de que en la actualidad hay unos 235 millones de personas en el mundo con asma y en España afecta, aproximadamente, al 5 % de la población adulta y al 10 % de los niños.

La predisposición alérgica es uno de los principales factores de riesgo que favorecen la aparición de esta enfermedad. En muchos casos, la enfermedad aparece como respuesta a determinados estímulos que producen alergia como pueden ser: el polen, los ácaros del polvo, los epitelios de animales, ciertos alimentos, etcétera.

Para poder hacer frente al asma y a las alergias, existen diferentes tratamientos y recomendaciones, aunque según defiende el doctor Manuel Rial, adjunto del Servicio de Alergia del Hospital Universitario A Coruña, “lo más eficaz es evitar o reducir en lo posible la exposición a alérgenos”.

Los especialistas aportan algunas recomendaciones para aquellos pacientes que padecen asma y se exponen a altos niveles polínicos. Estas son:

- Mantener las ventanas cerradas por la noche. De ser posible, utilizar aire acondicionado con filtros.

- Si se viaja en coche, mantener las ventanillas cerradas y utilizar filtros para el aire acondicionado del automóvil.

- Permanecer el mayor tiempo posible en ambientes cerrados, evitando en la medida en que se pueda la exposición al aire libre especialmente en los días de viento.

- Disminuir las actividades al aire libre entre las 5-10 de la mañana (emisión de pólenes) y entre las 7-10 de la tarde (periodo de descenso del polen desde lo alto de la atmósfera, al enfriarse el aire).

- Utilizar gafas de sol y mascarilla facial que abarque boca y nariz al salir a la calle, especialmente si va a permanecer en ella durante largos periodos de tiempo.

- Evitar exponerse a espacios con césped.

- Si se cogen vacaciones durante períodos álgidos de polen, seleccionar zonas con menor concentración polínica como por ejemplo, las playas.

- Evita vestir prendas que han estado expuestas al exterior. Si se ha estado en alguna zona con alto nivel de polen, es aconsejable cámbiarse de ropa en cuanto te sea posible. El polen puede quedar adherido en las prendas o en el calzado.

- Utilizar la medicación en forma adecuada.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS