El tráfico incrementa el riesgo de padecer alergia

Los coches producen corrientes de aire que pueden impulsar semillas y alergenos hasta 70 metros más allá de la fuente. Esto quiere decir que, para aquellos que viven cerca de una vía muy transitada, la razón de una posible persistencia alérgica podría estar en las corrientes caóticas de aire que generan los vehículos.

Un estudio publicado en el Journal of Applied Ecology, ha vinculado por primera vez la propagación de sustancias alérgicas asociadas los diversos patrones de tráfico.

Habitualmente el rango de las semillas que provocan alergia a algunas personas no se extiende más allá de un metro de las plantas progenitoras. Para demostrar como los vehículos pueden alterar este patrón, los investigadores colocaron semillas con un color fluorescente para medir la distancia que podían alcanzar en vías con alto tráfico.

Al evaluar la nueva distribución 48 horas más tarde, demostraron que las semillas se habían asentado en nuevos lugares. “Las corrientes de aire del tráfico pesado impulsaron a algunas semillas a decenas de metros de distancia, con los más distantes viajando a 71 metros”, concluye el trabajo.

Durante los dos años siguientes, los autores del estudio monitorizaron el crecimiento de las plantas de ambrosía para determinar que habían crecido en la misma dirección del tráfico; y los resultados sugieren que los administradores de sistemas de salud y los médicos deberían trabajar más de cerca con las autoridades de tráfico durante las temporadas de alergias.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Organizaciones