Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Descubren que los fármacos para la alergia al polen protegen frente a la Covid-19

La pandemia ha jugado «a favor» de los alérgicos y los asmáticos ya que, por un lado, el uso obligatorio de mascarilla logra atenuar los síntomas de la misma y, por otro, el tratamiento empleado para mitigarla podría «protegerles» frente a la Covid-19.

 

De esta manera, Domingo Barber, responsable del programa científico de la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica, ha asegurado que «hay algunos estudios, sobre todo en asma alérgico, en los que se demuestra que no hay ningún factor que les predisponga e, incluso, que las personas con asma grave tienen menos probabilidades de desarrollar Covid-19 de forma severa», eso sí, advierte, «la evidencia es más ambigua en el caso del asma no alérgico».

Según el especialista, «hay diversas teorías que explican este efecto: la primera es que los corticoides inhalados reducen el riesgo de inflamación grave. Por otra parte, que los alérgicos tienen menores niveles de receptores de la enzima convertidora de angiotensina-2 (ACE2), que son la puerta de entrada del SARS-CoV-2».

Por su parte, Marina Blanco, neumóloga y coordinadora de Asma de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), ha afrimado que «no se ha llegado a demostrar esto con grado de evidencia máxima, aunque sí que hay indicios de que los glucocorticoides nasales o inhalados pueden incluso tener un papel protector de la vía respiratoria y de los receptores ACE2, que son a los que se une el SARS-CoV-2, ya que tiene menos número los de este tipo».

Uno de los trabajos que van en esta dirección es el desarrollado por la Universidad Florida Health (EEUU), en el que los autores descubrieron que las personas de 61 años o más que habían usado ciertos antihistamínicos tenían menos probabilidades de dar positivo en la prueba del SARS-CoV-2 que aquellas que no los tomaban al analizar pruebas de laboratorio de células y un análisis de casi 250.000 registros médicos de pacientes de California. Posteriormente, descubrieron que hidroxicina, difenhidramina y azelastina mostraron efectos antivirales directos y estadísticamente significativos sobre el coronavirus.

Según la investigadora principal, Leah Reznikov, profesora de Florida Health, estos datos sugieren que esos tres antihistamínicos pueden interrumpir las interacciones del virus con ACE2 o unirse con otra proteína que puede interferir con la replicación viral.

También en España, concretamente en la localidad toledana de Yepes, el médico de Familia del Sescam Ignacio Morán descubrió que una combinación de antihistamínicos con el antibiótico azitromicina, consiguió curar la Covid-19 sin efectos secundarios. Morán lo ha estado aplicando en dos residencias de ancianos con el virus con éxito, y los resultados del estudio se han publicado recientemente en la revista científica Pulmonary Pharmacology & Therapeutics demostrando excelentes resultados en la población, y reduciendo la tasa de letalidad, ingresos hospitalarios e ingresos en UCI.

Enemigos de la primavera

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS