Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

El asma alérgico pasa de ser un factor de riesgo, a convertirse en protector anti Covid

Los asmáticos no tienen más riesgo de padecer Covid-19 ni son más vulnerables a la enfermedad, sino todo lo contrario... al menos según lo refleja un estudio español que concluye que las personas con asma de tipo alérgico están sufriendo menos coronavirus, y más en concreto, sólo el 3,2 % de los pacientes hospitalizados graves por el SARS-CoV-2 tenían asma, una prevalencia inferior a la de la población general, que ronda el 6 %.

Si al principio de la pandemia "pensábamos que los afectados por enfermedades respiratorias serían de alto riesgo" y así se asumía en las primeras recomendaciones de salud pública, "en abril empezamos a estar sorprendidos de que los asmáticos prácticamente no ingresaban en los hospitales", ha explicado al diario El Mundo el neumólogo Xavier Muñoz, investigador principal del grupo de Neumología del Hospital Vall d'Hebron Instituto de Investigación (VHIR) y miembro del Ciber Enfermedades Respiratorias (CIBERES).

El caso es que al revisar las primeras publicaciones, procedentes de China, Corea y Nueva York, tampoco se reflejaba una casuística mayor en los asmáticos, motivo por el que varios estudios ya habían apuntado en la misma línea. Sin embargo, en esta ocasión, el trabajo español que se ha publicado en la revista ERJ Open Research, no sólo confirma la idea sino que va más allá con el objetivo de determinar qué tipo de asmáticos podrían estar más protegidos.

La investigación se realizó con los 71 pacientes asmáticos que habían ingresado en el Hospital Universitario Vall d'Hebron con neumonía por SARS-CoV-2 desde el 1 de marzo hasta el 30 de junio. Se recopilaron datos sobre el fenotipo, la gravedad, el tratamiento que seguían para el asma y la gravedad de la Covid-19, que valoró en función de las necesidades de oxígeno, soporte ventilatorio y los hallazgos de la radiografía de tórax.

De esta manera, se pudo comprobar que de los cuatro fenotipos diferentes analizados, el que parece estar más protegido es el de aquellos con asma alérgico, que representa entre el 70 % y el 80 % de los casos en niños, y alrededor del 50 % entre los asmáticos adultos, lo que significa que es menos probable que se contagien y, si se contagian, la enfermedad puede ser menos grave. Sin embargo, esto no significa que no se tengan que proteger ni bajar la guardia, porque la realidad es que pueden enfermar, y además, de forma grave.

Entre las hipótesis sobre el mecanismo por el que este tipo de asma protege, el estudio plantea que "las células de la gente con asma expresan en menor medida un receptor que mayormente se involucra en la entrada del virus en las células", de forma que cuantos menos receptores, menos probabilidades existen de desarrollar la Covid.

También podría suceder según este trabajo, que "la inflamación que se produce en el asma compite de alguna manera con la inflamación generada por el virus y esta competencia hace que el efecto del SARS-CoV-2 quede muy reducido", una hipótesis que se sitúa en el centro de las investigaciones del grupo de investigadores, que han defendido que "queremos comprobar si la competencia de inflamaciones nos permite sacar alguna conclusión que pudiera ayudar en el estudio de algún fármaco para la Covid en la población general".

Por otra parte, el estudio desvela que "sólo el 3,2% de los pacientes hospitalizados con enfermedad grave tenían asma, una prevalencia inferior a la de la población general de nuestro ámbito geográfico, que ronda el 6% [...] Si también tenemos en cuenta que 54 (76%) de los 71 pacientes afectados presentaban comorbilidades que se ha demostrado que están directamente relacionadas con la afectación del SARS-CoV-2, la prevalencia de asmáticos sin otras alteraciones que padecen enfermedad grave se reduce al 0,8%", según ha apuntado María Jesús Cruz, jefa del grupo de Neumología del VHIR.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS