Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Cuando se padece alergia a las vibraciones...

Entre las alergias más extrañas, se encuentra la desencadenada por exposición a vibraciones, hasta el punto de que hay personas que, tras experimentar vibraciones en la piel, desarrollan urticaria y además notan dolores de cabeza, un sabor metálico, e incluso el enrojecimiento de su piel. Aunque pueden tener estos síntomas durante una hora, hay personas que han llegado a tenerlos varias veces en el mismo día, siendo algo complicado de evitar, puesto que se puede desencadenar por el propio roce de la piel con la toalla o incluso al aplaudir.

De esta manera, actividades cotidianas como correr, dar palmas o secarse con una toalla pueden provocar la aparición de erupciones cutáneas en las personas afectadas por esta enfermedad rara denominada urticaria vibratoria. Se trata de una especie de alergia a las vibraciones en la que, a nivel celular, la vibración ocasionada por dichos estímulos físicos promueve la liberación de histamina por parte de las células del sistema inmune.

Un estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine, identificó una mutación relacionada con la urticaria vibratoria. El trabajo apunta hacía los mecanismos biológicos responsables de esta rara condición y sugiere que se trata de una versión exagerada de la respuesta celular normal a la vibración.

Los investigadores analizaron tres familias multigeneracionales en la que la urticaria vibratoria se transmitía según un patrón de herencia autosómico dominante. A partir de análisis de ligamiento, el equipo acotó una región cromosómica en el cromosoma 19 relacionada con el desarrollo de la condición. Posteriormente, la secuenciación de exomas de algunos miembros de una de las familias y filtración de las variantes genéticas identificadas reveló un cambio en el gen ADGRE2 como causa más probable del desarrollo de la urticaria vibratoria en los miembros de la familia afectados.

Dicho cambio segregaba con la enfermedad en dos de las familias y estaba presente en el único afectado disponible de la tercera de ellas. ADGRE2 codifica para un receptor de superficie celular formado por dos subunidades, una de ellas localizada en la membrana externa de la célula y la otra en la superficie de la célula.

Los análisis llevados a cabo por los investigadores sugieren que el cambio identificado en ADGRE2 da lugar a una ganancia de función patológica en la proteína, alterando la estructura del receptor y provocando que los mastocitos sean más sensibles de lo normal a la degranulación, o liberación de histamina de los gránulos donde se acumula, inducida por la vibración.

Así las cosas, la urticaria vibratoria surge como una exageración de la respuesta normal ante la vibración experimentada en la piel.

Hasta el momento se habían identificado dos genes relacionados con urticarias causadas por un estímulo físico, concretamente por el frío, ambos responsables de codificar proteínas del citoplasma. Los investigadores reconocen que el papel fisiológico de ADGRE2 en los mastocitos y otras células todavía está por determinar con precisión. No obstante, los datos del trabajo sugieren que los mastocitos de la piel podrían responder a las fuerzas físicas a través de la acción de ADGRE2 y no sólo como parte de la reacción alérgica mediada por los receptores de inmunoglobulina E, lo que supone nuevas funciones de este tipo celular.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS