Los niños nacidos en otoño son más propensos a padecer alergias alimentarias

Un nuevo estudio afirma que los niños nacidos en otoño serían más propensos a desarrollar alergias alimentarias en comparación con otros niños.

Con el objetivo de obtener más información sobre las razones del aumento de los casos de alergias alimentarias, la National Jewish Health (NJH) llevó a cabo este estudio en el que se observó que los signos de alergia comienzan a aparecer lentamente.

Los primeros síntomas de alergia suelen ser piel seca y agrietada, seguidos de otras reacciones en cadena de enfermedades alérgicas conocidas como marcha atópica. En el estudio publicado en la revista Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice, la pediatra principal y autora principal del estudio, Jessica Hui, afirma que "observamos a todos los niños tratados en nuestra clínica, y los nacidos en el otoño tenían muchas más probabilidades de experimentar todas las condiciones asociadas con la marcha atópica".

Ahora, el equipo de investigadores está tratando de averiguar por qué sucede esto, aunque creen que puede deberse a las bacterias presentes en la piel y están tratando de saber más sobre cómo afectan a la barrera cutánea.

Se cree que el padecer este tipo de alergias está relacionada con la colonización de bacterias dañinas llamadas Staphylococcus Aureus, que generalmente se asocia con los bebés que nacen en otoño. Estas bacterias dañan la barrera de la piel, haciéndolas secas, con comezón y dolorosas; al tiempo que permiten que diferentes bacterias y patógenos penetren en la piel y entren en el cuerpo.

Cuando estos patógenos extraños se absorben a través de la piel en lugar de ser digeridos, el cuerpo los reconoce como una amenaza y produce anticuerpos contra ellos. Entonces, cuando el niño come un alimento en particular, los anticuerpos reconocen el alimento y desencadenan reacciones alérgicas.

El equipo de investigadores está tratando ahora de profundizar en el tema y descubrir otros factores que pueden contribuir a esta barrera cutánea debilitada en los bebés.

No es la primera vez que salen a la luz estudios de este tipo que relacionan las alergias con una temporada específica. En 2012, un estudio publicado en el European Journal of Allergy and Clinical Immunology ya informaba de que la temporada de nacimiento de un bebé puede ser una causa de alergias alimentarias, aunque en este caso nunca se llegó a especificar la temporada.

En otro estudio publicado en 2011 en Annals of Allergy, Asthma, & Immunology, ya se revelaba que los bebés que nacen en otoño e invierno son más propensos a desarrollar alergias alimentarias.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS