Advierten de que el ozono a nivel de suelo es perjudicial para los alérgicos

Aunque preservar la capa de ozono (O3) en las altas capas de la atmósfera es vital, este gas es también perjudicial a nivel del suelo, y, entre otras consecuencias, algunos estudios epidemiológicos han demostrado que el ozono, así como otros contaminantes generados por el tráfico, pueden tener relación directa con la rinitis alérgica, el asma y la dermatitis.

De esta manera, el aumento de la contaminación del aire, sobre todo en entornos urbanos, ha hecho proliferar los estudios acerca de la relación entre contaminación y alergia y, concretamente, del impacto de la contaminación en una de las afecciones derivadas de la alergia: la rinitis alérgica.

En busca del consenso internacional sobre el tratamiento de la rinitis alérgica agravada por la exposición a contaminantes, el Comité sobre Aerobiología, Cambio Climático y Biodiversidad de la Organización Mundial de la Alergia (WAO), ha publicado recientemente un estudio en el que se discute la posible influencia de los factores ambientales presentes en el aire en el desarrollo de las alergias.

En este estudio, en él que se evidencia que la contaminación ambiental puede agravar la enfermedad alérgica de las vías respiratorias, han participado, entre otros, la profesora Carmen Galán, catedrática del Departamento de Botánica, Ecología y Fisiología Vegetal de la Universidad de Córdoba (UCO), junto otros investigadores de EEUU, Francia, Italia, Brasil, Japón, Alemania, Colombia, México, Líbano, Bulgaria, Argentina, Israel y Tailandia.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS