infoalergico.com - Confirman la pérdida de calidad de vida y la carga psicosocial de vivir con alergia al cacahuete

Confirman la pérdida de calidad de vida y la carga psicosocial de vivir con alergia al cacahuete

Datos de dos nuevos estudios han confirmado que la calidad de vida y la carga psicosocial de vivir con alergia al cacahuete han camiado en los últimos tiempos. Según cuentan desde Aimmune Therapeutics, una compañía biofarmacéutica que desarrolla tratamientos para alergias alimentarias potencialmente mortales, los nuevos datos de dos estudios que evaluaron la carga psicosocial de vivir con alergia al cacahuete, concluyen que convivir esta alergia supone vivir con miedo a una reacción potencialmente mortal y tiene un impacto significativo en la calidad de vida de los individuos que padecen esta alergia y sus familias.

Los datos de un análisis de pacientes que recibieron tratamiento diario con AR101 durante el ensayo de extensión abierto de PALISADE de tercera fase, mostraron que experimentaron mejoras clínicamente significativas en la calidad de vida específica de la enfermedad. El AR101 es un fármaco biológico en investigación para su uso en inmunoterapia oral como tratamiento para reducir la frecuencia y gravedad de las reacciones alérgicas tras la exposición al cacahuete.

Estos datos se presentaron en un debate y en una exposición oral en el Congreso de la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI) 2019 en Lisboa. "En toda Europa, los pacientes y las familias fracasan al hacer frente a la alergia al cacahuete a través de una estrategia de evitación", ha explicado la Dra. Audrey Dunn-Galvin, profesora de la Escuela de Psicología Aplicada del University College Cork, Irlanda, que ha añadido que "tanto nuestra investigación cualitativa como cuantitativa muestra cómo el miedo, la frustración y la incertidumbre son las características distintivas de vivir con alergia al cacahuete, lo cual afecta negativamente a la vida diaria tanto de los pacientes como de sus familias".

De esta manera, se ha demostrado que las personas alérgicas a los cacahuetes tienen más probabilidades de sentirse diferentes, aisladas y restringidas en sus actividades sociales en comparación con sus cuidadores, que con mayor frecuencia experimentan estrés y consecuencias negativas en su trabajo y carrera profesional.

Tanto las personas alérgicas al cacahuete como sus cuidadores experimentan ansiedad, preocupación, tristeza y molestias, y relatan que sus vidas se ven afectadas negativamente por el hecho de evitar los cacahuetes, las reacciones a los cacahuetes y el temor a reaccionar a ellos.

Por otra parte, los datos del estudio de extensión de seis meses de PALISADE revelaron que los niños que recibieron la dosis terapéutica de AR101 (300 mg/día) durante 28 semanas adicionales comunicaron mejoras en todos los campos, que podrían reflejar la necesidad de que los pacientes y cuidadores se ajusten a su estado de desensibilización.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS