Alerta alimentaria por la comercialización de Roscones de Reyes con nata, que no llevan nata

Alerta alimentaria por la comercialización de Roscones de Reyes con nata, que no llevan nata

El dulce estrella en la Navidad en España es el Roscón de Reyes, que suele estar relleno de chocolate, crema o nata, y precisamente estos últimos gozan de  mayor éxito entre los amantes de este bizcocho con sorpresa. Sin embargo, no todos los rocones con nata llevan nata de verdad, y en su lugar se utilizan otro tipo de ingredientes perjudiciales para la salud para elaborar este relleno.

 

Así las cosas, según ha denunciado el Ministerio de Consumo a través de una campaña en redes sociales, es muy común encontrar en el supermercado Roscones de Reyes con nata que en realidad es un mix de aceites vegetales, por lo que han recomendado "revisar bien el etiquetado y el listado de ingredientes para garantizar que vas a disfrutar de tu roscón de 'nata-nata'".

Tal y como explica el Ministerio, la supuesta nata que llevan muchos roscones suele estar elaborada "a base de grasas y aceites vegetales, donde predominan los de palma, coco y otros mezclados con grasas hidrogenadas", y precisamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó recientemente un programa para eliminar de la cadena alimentaria las grasas trans producidas industrialmente y que son las responsables de alrededor de medio millón de muertes al año.

De esta manera, agunos alimentos contienen grasas hidrogenadas de forma natural en pequeñas cantidades, como es el caso de algunos productos lácteos como el queso o la mantequilla, pero también de carnes como las de vaca, cerdo y cordero. Sin embargo, son los productos de bollería y ultraprocesados los que más grasas trans contienen, de ahí que los organismos sanitarios pidan evitar su consumo.

Para saber si un Roscón de Reyes está elaborado con nata de verdad, desde el Ministerio de Consumo explican que en el etiquetado debe aparecer la nata como ingrediente único del relleno, de forma que "se mostrará como un porcentaje del total del roscón". Además, este ingrediente debe estar elaborado a base de leche de vaca, y podrá llevar azúcar y algunos aditivos, conservantes y estabilizantes. Por el contrario, "si contiene aceites de palma, de coco u otras grasas vegetales, no es nata, es un mix de grasas vegetales", finaliza Consumo.

Por último, conviene señalar que, al igual que ocurre con el resto de productos de bollería, el Roscón de Reyes es un alimento que debe consumirse de forma ocasional ya que, al margen de las grasas hidrogenadas, también contiene otros ingredientes perjudiciales como son las harinas refinadas, el azúcar y la mantequilla, cuyo consumo ha sido relacionado en numerosos estudios científicos con problemas de salud como el sobrepeso, y con un mayor riesgo cardiovascular debido a su elevado índice glucémico.

De esta manera, por lo general, los roscones elaborados de forma industrial contienen aditivos poco recomendables para la salud.

Instituciones