infoalergico.com - Ibuprofeno y sol, una combinación peligrosa para las alergias de la piel

Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Ibuprofeno y sol, una combinación peligrosa para las alergias de la piel

Muchos medicamentos comunes, incluso los analgésicos de venta libre y algunos medicamentos para la alergia, aumentan el riesgo de sufrir quemaduras de sol u otros problemas de la piel, que incluso podrían derivar a un cáncer de piel o melanoma.

 

Coincidiendo con el Día de la prevención contra el cáncer de piel, los expertos recomiendan concienciarse de los riesgo que supone una fuerte exposición solar, sobre todo si se toman medicamentos fotosensibilizantes, aquellos que no se llevan bien con el sol pero, a diferencia de los fotosensibles, los grandes perjudicados no son ellos sino nosotros.

Estos medicamentos se caracterizan por ocasionar reacciones nocivas en la piel en combinación con la radiación ultravioleta;. Actualmente se han descrito más de 300 medicamentos fotosensibilizantes, y gran parte de ellos se pueden encontrar en el botiquín de casa.

Los fármacos fotosensibilizantes más comunes son antiinflamatorios de tipo 'AINE' como ibuprofeno, naproxeno o diclofenaco; antibióticos como azitromicina o norfloxacino; anticonceptivos orales como estradiol o levonorgestrel, más conocida como píldora del día después; antihipertensivos como enalapril o losartán; antiulcerosos como omeprazol o ranitidina; hipolipemiantes, medicamentos para bajar el colesterol, como simvastatina o atorvastatina; o psicofármacos clásicos como el diazepam.

Aquellos que toman medicamentos necesitan proteger bien de la exposición al sol, por lo que entre las recomendaciones de los expertos destacan las de aplicar el fotoprotector adecuado para tu fototipo, en cantidad necesaria y con la frecuencia suficiente para evitar quemaduras. Paralelamente, también es importante evitar la fotoevitación y no exponerse directamente al sol, para lo que se deben usar gafas, gorras y sombrillas.

A pesar de que su denominación, los medicamentos fotosensibles y los fotosensibilizantes tienen una reacción al sol muy diferente. Aquellos denominados fotosensibles no se llevan bien con el sol, pero los mayores perjudicados son ellos mismos.

La luz puede alterar sus propiedades físico-químicas y farmacológicas, motivo por el que el fármaco puede perder eficacia. Para evitar que esto suceda, los fabricantes los envasan en frascos de color topacio o en blísters de papel de aluminio. En cambio, los fotosensibilizantes son aquellos que perjudican a nuestro cuerpo, y la combinación de sol y este tipo de fármacos puede desarrollar algún tipo de alergia o enfermedad a corto y largo plazo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Instituciones