Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

La alergia al huevo podría tener contraindicación para recibir algunas vacunas

En la actualidad, existen dos vacunas que están incluidas en el calendario de vacunación en España que podrían contener proteínas de huevo: la vacuna frente al virus de la gripe y la vacuna triple vírica frente al sarampión, la parotiditis o paperas y la rubéola. Sin embargo, ambas se pueden administrar en personas "con historia de alergia por exposición al huevo sin precauciones especiales", según ha indicado el Ministerio de Sanidad.

Esta recomendación es válida también "para quienes hayan presentado reacciones alérgicas graves o anafilaxia al huevo", añaden las fuentes ministeriales citadas por el diario 20 Minutos.

En el caso de la vacuna contra la gripe, la mayoría de vacunas se fabrican "utilizando una tecnología basada en huevos y contienen una pequeña cantidad de proteínas de huevo", aunque los estudios realizados hasta la fecha en el análisis de la vacuna en pacientes alérgicos, evidencian "que las reacciones alérgicas graves en estas personas son muy improbables".

Las vacunas que se están comercializando para esta temporada de la gripe son inactivadas, esto es, no contienen virus vivos atenuados, sino fracciones o proteínas víricas. Por este motivo, está contraindicada en los casos de niños y niñas menores de 6 meses, en personas alérgicas a los principios activos o a algún componente de la vacuna, y en personas que han tenido una reacción alérgica grave a una vacuna de la gripe con anterioridad, mientras que en personas que tengan fiebre o una infección aguda, la vacunación deberá posponerse hasta que se hayan recuperado.

Otra de las vacunas que puede llegar a contener pequeñas trazas de huevo es la triple vírica, pero no está contraindicada en personas alérgicas al huevo. Según el documento de recomendaciones de a Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), esta vacuna se obtiene "a partir de virus vivus cultivados en fibroblastos (células del tejido conectivo o tejido de soporte) derivados de embriones de pollo, por lo que casi no contiene proteínas de huevo capaces de desencadenar una reacción alérgica".

En cualquier caso, existe una vacuna para la que sí está contraindicada su administración en personas alérgicas al huevo: se trata de la vacuna contra la fiebre amarilla. En España, se recomienda la administración de una dosis a todas las personas con edad superior a los nueve meses que vayan a viajar a países con alta prevalencia de transmisión de este virus.

De esta manera, según ha destacado el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, está contraindicada en personas con hipersensibilidad con anafilaxia confirmada a proteínas de huevo, ovoderivados o proteínas de pollo, así como a cualquier otro componente. En el caso de viajar a un país que exija su administración previa para permitir la entrada, se deberá ingresar con un documento que certifique la alergia, por lo que hay que consultar previamente con el centro de vacunación internacional.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Instituciones