La DGT advierte sobre los efectos de la alergia al conducir

Las alergias primaverales están afectando a muchas personas, algunas de las cuales deben medicarse para controlar los síntomas como los estornudos, el picor de ojos o el asma. Tal y como recuerda la Dirección General de Tráfico (DGT), algunos fármacos destinados a este fin pueden causar somnolencia y afectar a la conducción, por lo que es importante conocer los efectos secundarios.

Además, los propios síntomas, tales como un ataque de estornudos o el asma, pueden impedir que la atención del conductor se centre en la carretera, aumentando el riesgo de sufrir un accidente. Para evitar riesgos, los especialistas recomiendan:

  • Protéjase con las ventanillas

La mejor defensa contra la alergia es evitar que las partículas de polen y polvo lleguen a nosotros, por lo que lo más lógico es subir las ventanillas cuando vayamos en el coche.Una forma complementaria de protegerse del polen mientras se conduce será hacer uso de gafas de sol para evitar que el polen lleguen a nuestros ojos y nos hagan llorar.

  • No ponga el aire acondicionado

Por los mismos motivos que el anterior consejo, activar el aire acondicionado de nuestro coche, si éste no tiene filtro antipolen, hará que al utilizar el aire exterior, entren partículas que pueden causar la reacción alérgica.

  • Horas del día más sensibles

El amanecer es el peor momento para los alérgicos al polen. Con la humedad del rocío de la mañana, el frío aún de la noche y los primeros rayos de sol es cuando más inestable está el polen, que se encuentra flotando en el aire, revoloteando sin asentarse. Si puede elegir a qué hora del día conducirá un alérgico, lo mejor es que evite las primeras horas de la mañana. Las zonas húmedas también supondrán un lugar crítico. 

  • Anti-estornudos

Es casi imposible estornudar con los ojos abiertos. La creencia popular de que si estornuda con los ojos abiertos los ojos se pueden salir de sus órbitas es falsa, lo que ocurre es que la mayor parte de las personas cerramos los ojos al estornudar porque es un acto inconsciente del cuerpo relacionado con los reflejos. El caso es que aunque se trate de un instante, al emitir un estornudo provocado por alergia, cerramos los ojos y perdemos la visión de la carretera. Además luego pasan unos segundos preciosos hasta que recuperamos la compostura total al volante. A una velocidad de 80 kilómetros por hora, un coche recorre hasta 22 metros en un solo segundo, por lo tanto, un estornudo puede privarnos de visión y capacidad de reacción durante una distancia a tener en cuenta. Existen muchos trucos clásicos para evitar un estornudo, como colocarnos un dedo en horizontal bajo la nariz presionándola justo cuando éste vaya a hacer acto de presencia.

  • ¿Me tomo algo?

Si toma medicamentos para la alergia, lea bien los prospectos y recuerde que algunas de estas medicinas producen somnolencia, y no hace falta que hablemos de los peligros del sueño al volante. Consulte con su médico si es compatible tomar determinados medicamentos con la actividad de conducir un coche, haga caso de sus consejos y no se automedique. Esto último es válido para medicamentos para la alergia y para cualquier medicación. Además es recomendable no tomar alcohol si está en tratamiento con antihistamínico o si va a conducir sin tener alergias, ya que este merma nuestros reflejos, que son tan importantes para conducir.

Por otra parte, cuando estemos atravesando una etapa transitoria de los biorritmos de nuestro cuerpo, como es el caso de la astenia primaveral, debemos prestar especial atención a la conducción y a las incidencias del tráfico. Por supuesto, estamos perfectamente habilitados para conducir, pero si puede cambiar de conductor, hágalo. Siempre es mejor que conduzca alguien con sus sentidos al 100 % antes que un conductor alicaído pues puede sufrir alguna distracción al volante.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Instituciones