Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

La calidad del aire en la oficina, clave para minimizar el riesgo de coronavirus

El coronavirus ha puesto en el punto de mira la importancia de ventilar bien los espacios cerrados, hasta el punto de que recientemente se ha estimado que el 75 % de los contagios se produce a través de aerosoles, partículas inferiores a 100 micras de diámetro que pueden quedar suspendidas en el aire durante horas.

Este alto porcentaje cobra especial relevancia cuando se habla de espacios cerrados, en los que las personas pasan de media casi un 9 % de su día a día, según el informe OMS Europa 2013. De esta manera, hogares, colegios, restaurantes... y sobre todo la oficina, se han convertido en focos de contagio.

A pesar de que durante la pandemia se ha fomentado la implantación del teletrabajo la combinación de trabajo presencial y desde casa, muchos trabajadores tienen que acudir diariamente a sus puestos de trabajo porque el tipo de tareas que desempeñan así lo requiere... por este motivo, garantizar un aire limpio y puro en estos espacios es esencial para cuidar el bienestar de los empleados.

Según el estudio Barómetro sobre la Calidad del Aire Interior, seis de cada diez españoles creen que el aire que respiran en sus centros de trabajo está contaminado, al tiempo que el informe señala que el 61 % piensa que dichos espacios no cuentan con ninguna tecnología específica que garantice la calidad del aire interior y cerca del 90 % admite no estar suficientemente concienciado con la calidad del aire en espacios interiores... y eso a pesar de que España cuenta con una normativa para asegurar que no existe ningún espacio público sin buenos protocolos de revisión y control de la calidad del aire.

Tal y como recoge la reglamentación, se reconoce que un buen estado de conservación de los sistemas de climatización y renovación de los edificios es fundamental para la salud de las personas que acceden a estas instalaciones, y por eso, algunas empresas han apostado por realizar un estudio completo de Calidad de Aire en Interior en todo su edificio por un laboratorio independiente.

Durante este estudio se miden parámetros como el Dióxido de Carbono, el Monóxido de Carbono, las bacterias en suspensión, el Conteo de partículas en suspensión o los Compuestos Orgánicos Volátiles, entre otros, que garantizan que las medidas implantadas por van en el camino correcto con el fin de reducir el riesgo de contagio en el interior de los edificios, y protegiendo a la vez a todos los usuarios de los mismos frente a la propagación del Covid-19.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Empresas