Suscríbete gratis a nuestro Boletín semanal y recibe las últimas noticias relacionadas con el mundo de los alérgicos.

Los tatuajes antiguos pueden provocar alergias inesperadas

La irritación de la piel o una posible alergia se puede desarrollar aún después de meses, años e incluso décadas de haberse hecho el tatuaje, ya que, según defiende el dermatólogo estadounidense y co-fundador de Curology, David Lortscher, "los tatuajes dañan la capa protectora de la piel, aumentando el riesgo de complicaciones en el área donde fue hecho".

Por este motivo, si comienzas a ver anomalías por la zona tatuada, así como rojeces, granitos o quemaduras que la rodean o se encuentran dentro del tatuaje, es importante que contactes a tu médico lo antes posible, pues podría tratarse de una infección, aunque no se trate de un tatuaje nuevo.

En este sentido, la Academia Americana de Dermatología aconseja poner especial atención a síntomas como dolor o enrojecimiento que empeora, comezón, salpullido color rojo, pus e incluso fiebre y escalofríos, ya que esto puede significar que con el paso del tiempo has desarrollado una alergia a la tinta que alguna vez te aplicaron.

"Aunque es poco común, existe una reacción folicular que puede ocurrir como respuesta a la tinta roja", ha explicado el cirujano plástico, David L. Cangello, quien ha añadido que se cree que "este color suele actuar como un antígeno, el cual estimula la respuesta inmune del cuerpo, causando una reacción inflamatoria".

Entre las recomendaciones de los expertos para evitar desarrollar una enfermedad en la dermis después de un tatuaje, se encuentra aplicar constantemente protector solar en el área, debido a que los rayos UV no solo provocan que la tinta se vaya desgastando, sino porque además pueden llegar a promover una reacción alérgica, con síntomas como inflamación, enrojecimiento cerca del área del tatuaje e incluso una ligera pigmentación amarilla que sale por los bordes del diseño.

Por otra parte, es importante tener mucho cuidado con los tatuajes que contienen pigmentos metálicos, ya que pueden estar elaborados a base de hierro, bario, zinc, cobre o titanio, los cuales actúan como una antena para la radiofrecuencia de las Resonancias Magnéticas, por lo que si en algún momento de tu vida necesitas llevar a cabo un estudio como este, es importante que le comentes al experto que tienes un tatuaje.

En cualquier caso, en estos casos lo mejor es llevar a cabo los cuidados necesarios, evitar alarmarse, y ante cualquier anomalía, acudir a una revisión con los expertos, ya que los tatuajes son elementos que nos acompañan todo el tiempo, y tener uno es una responsabilidad, ya que después de todo, se inicia siendo una especie de herida a la que tenemos que cuidar de una manera peculiar durante sus primeros días.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Empresas