Desarrollan un tratamiento para generar tolerancia a la alergia al pescado

La Clínica Universidad de Navarra ha puesto en marcha en España un tratamiento para que los pacientes con alergia al pescado puedan volver a ingerir este alimento, según ha informado el centro sanitario.

El pescado está considerado como uno de los principales alérgenos del mundo y representa el 10 % de las causas de alergia alimentaria en las consultas al alergólogo en España, según fuentes de la clínica. Este tratamiento de desensibilización consiste en ingerir dosis ínfimas de pescado que se van incrementando muy lentamente hasta llegar a una ración completa.

Se trata de un proceso "muy complejo" que requiere la supervisión estrecha por parte del personal sanitario, según la clínica, que ha advertido de que no supone que el paciente deje de ser alérgico, sino que consiste en "engañar" a su sistema inmunológico para que no se desencadene una reacción.

Se considera, entonces, que ha conseguido la tolerancia y puede introducir el alimento en su dieta. Según ha explicado María José Goikoetxea, alergóloga de la Clínica Universidad de Navarra, "el mayor inconveniente asociado a la alergia al pescado son los vapores de la cocción" de forma que "muchas personas sufren crisis de asma o urticarias graves cuando alguien cocina pescado en la casa".

Es decir, ha agregado, "no se trata simplemente de evitar consumir el alimento, sino que ya sólo permanecer en un lugar en el que se cocina pescado puede provocar serias reacciones de estas personas". "Ante este tipo de casos, en los que la salud de estas personas se encuentra en verdadero peligro, decidimos comenzar el proceso de desensibilización", ha señalado para subrayar que esta técnica novedosa para combatir la alergia al pescado es similar a las que se emplean contra otros alimentos, como el huevo o la leche.

Hasta ahora, el método de desensibilización convencional empleado para suprimir la alergia a estos dos alimentos básicos requería de un proceso de dos meses, en el caso del huevo y, de tres a cuatro meses, en el de la leche, aunque especialistas de la CUN han conseguido reducir este periodo a una semana en determinados pacientes.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS