Conoce los alimentos que te ayudarán o perjudicarán durante la temporada de alergia

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) ha anunciado que los niveles de alergia serán más altos que el pasado año durante la primavera de 2018. Las lluvias intensas del último mes han sido la causa de que los alérgicos vayan a sufrir este año más episodios de alergia y durante un periodo de tiempo más prolongado.

Pese que los síntomas de la alergia son imposibles de evitar, en muchas ocasiones incluso con medicación, la alimentación juega un papel importante tanto para neutralizar estos síntomas, como para agravarlos.

Los especialistas destacan en este sentido que hay una serie de alimentos que, por sus propiedades, son beneficiosos para la salud y ayudan a contrarrestar los efectos de la alergia. Algunos de estos alimentos son las frutas y verduras ricas en vitaminas, como la manzana que contiene quercetina, una sustancia que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y el limón, rico en vitamina C. También son muy beneficiosos alimentos muy empleados en la cocina diaria, como el ajo, con propiedades antibióticas, antioxidantes y antiinflamatorias; y la cebolla que también es un antiinflamatorio y antioxidante natural y permite reducir algunos síntomas de la alergia.

Las mismas propiedades comparten el té verde y el salmón, destacando el jengibre que tiene propiedades antiinflamatorias y es capaz de prevenir problemas respiratorios, por lo que puede ayudar a neutralizar algunos síntomas como la fatiga y el cansancio o la inflamación nasal. Otro antiinflamatorio natural es la cúrcuma, que además posee cualidades antioxidantes. También las semillas de lino, que son una fuente de omega 3 que son grasas que fortalecen el sistema inmunológico y de selenio que ayuda a prevenir enfermedades. Otros alimentos naturales ricos en vitaminas como la miel o la jalea real son también beneficiosos para el organismo frente a la alergia primaveral.

Los expertos insisten en que, aunque estos alimentos mejoran el sistema inmunológico, siempre se van a manifestar los síntomas que, además, pueden verse agravados al ingerir determinados alimentos. Por ejemplo, un consumo elevado de alcohol provoca alteraciones en las funciones orgánicas, lo que puede llevar a una presencia mayor de los síntomas de la alergia. Algunos alimentos como la carne roja o la comida precocinada pueden provocar una mayor inflamación e irritación por su propia condición de poco saludables.

El objetivo debería ser de esta manera mantener una dieta equilibrada tratando de evitar los alimentos que afectan al funcionamiento correcto del organismo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS