Identifican los factores de riesgo de la alergia al cacahuete

La alergia al cacahuete se desarrolla en los primeros años de vida y rara vez se supera. Sin embargo, acaba de conocerse un nuevo gen asociado con la alergia al cacahuete, que ofrece más evidencias de que los genes desempeñan un papel en el desarrollo de las alergias a los alimentos, y abre la puerta a futuros estudios, mejores diagnósticos y nuevas opciones de tratamiento.

Un equipo internacional de científicos que colaboran con la Universidad de Columbia Británica (Vancouver, BC, Canadá) escaneó más de 7,5 millones de ubicaciones genéticas en el ADN de 850 personas con alergia al cacahuete y otras 1.000 personas sin esta, a través de un estudio de asociación de genoma completo, con el objetivo de buscar marcadores que puedan estar relacionados con esta alergia alimentaria.

El equipo de investigadores, cuyos resultados se publicaron en la revista Journal of Allergy and Clinical Immunology, reclutó a los participantes con alergia al cacahuete en el Registro Canadiense de Alergia al Maní, y realizaron un nuevo análisis de los resultados agrupados de otros seis estudios genéticos de poblaciones en América del Norte, Australia, Alemania y los Países Bajos.

Los científicos informaron que su estudio es el primero en asociar el Receptor de Transcripción Interactivo de BRCA2 con esta alergia alimentaria, y explicaron que estos hallazgos sugieren que el gen juega un papel importante en el desarrollo, no solo de la alergia alimentaria, sino también de la predisposición alérgica general.

El gen, llamado c11orf30/EMSY (EMSY), ya era conocido por desempeñar un papel en otras afecciones relacionadas con la alergia, como el eccema, el asma y la rinitis alérgica.

El equipo también encontró evidencias de que otras cinco ubicaciones genéticas podrían estar involucradas. En este sentido, Denise Daley, profesora asociada y autora principal del estudio, ha explicado que "la alergia alimentaria es el resultado de factores genéticos y ambientales, pero sorprendentemente hay pocos datos sobre la base genética de esta afección. El descubrimiento de este vínculo genético nos da una imagen más completa de las causas de las alergias a los alimentos, y esto podría ayudar a los médicos a identificar a los niños en riesgo”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS