infoalergico.com - Cuando la alergia permanece escondida en el material escolar...

Cuando la alergia permanece escondida en el material escolar...

Las patologías alérgicas son una de las enfermedades más frecuentes de la infancia, según reconoce la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que la alergia llega al colegio de muchas maneras y en ocasiones, escondida.

Existen muchos alérgenos ocultos en el material escolar, más de los que uno podría pensar”, ha advertido la doctora Cristina Ortega Casanueva, coordinadora de la Unidad de Alergia y Neumología Infantil del Hospital Quirónsalud San José de Madrid.

Algunos productos contienen derivados alérgenos alimentarios como proteínas de leche de vaca, lactosa, huevo, frutos secos como el cacahuete, cereales como el trigo, gluten, sésamo, legumbres, sulfitos, pescados o crustáceos. Así, según explica esta experta, en las tizas hay caseína, una proteína presente en la leche; algunas ceras contienen grasa de cerdo, y hay témperas que contienen soja, legumbres e incluso sirope de cereales.

Por otra parte, muchos rotuladores o pinturas de color rojo, que también son usadas por los escolares y en ocasiones profesores a la hora de corregir, tienen como alérgeno oculto el colorante E-120, también llamado carmín, ácido carmínico o extracto de cochinilla, que se obtiene por trituración de los cuerpos desecados de las hembras del escarabajo Dactylopius Coccus. Como curiosidad, para conseguir un kilo de pigmento son necesarios nada menos que 160.000 escarabajos.

Además de en material escolar, también se utiliza como aditivo alimentario y se puede encontrar en las golosinas con sabor a fresa, el jamón cocido y otros muchos alimentos... y también como excipiente farmacéutico y en la composición de numerosos cosméticos, como los lápices de labios por ejemplo.

Ante estos casos, la especialista asegura que la mejor prevención es identificar estos compuestos y, en caso de que provoquen alguna reacción, buscar alternativas.

La lectura del etiquetado es siempre necesaria, y también es aconsejable informar a los profesores de cuál es exactamente la alergia del niño y qué tratamiento se le debe administrar en caso de reacción.

Los alérgenos pueden estar ocultos en algo tan sencillo como unas pinturas o unas pegatinas, y los niños se las llevan a la boca, las agarran, se pintan por la cara, se pegan las pegatinas en las manos... por eso, igual que se lee con cuidado el etiquetado de los alimentos, antes de comprar el material escolar, también es necesario echar un vistazo a los componentes para poder disfrutar del material escolar sin riesgos y convertirlo en un aliado para obtener buenos resultados en el ámbito escolar.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS