Lavarse las manos con mucha frecuencia puede provocar alergias

Lavarse las manos es una de las medidas claves para mantener nuestra salud, por lo que los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos defienden que mantener las manos limpias es "uno de los pasos más importantes que podemos tomar para evitar enfermarnos y propagar gérmenes a otros".

Sin embargo, en los últimos años los expertos han empezado a advertir de que podemos estar desinfectándonos demasiado y de esta manera disminuyendo potencialmente nuestra resistencia a las bacterias esenciales. De esta forma, algunas investigaciones publicadas en revistas académicas, cuestionan el hecho de que nos hayamos vuelto demasiado limpios, hasta el punto de llegar a exponernos a más riesgos de salud.

En este sentido, en la edición estadounidense del HuffPost explican que lavarte las manos todos los días no te dejará sin protección, pero hacerlo en exceso puede ser contraproducente. "Lo que dice la ciencia es que las bacterias normales (sanas) que viven en la piel son muy importantes y el lavado no las elimina", ha señalado Richard Gallo, presidente fundador del departamento de dermatología de la Universidad de California en San Diego, a la vez que detalla que "cuando naces parece que la bacteria entra en tu piel y se queda a vivir de forma permanente" y que no se ve afectada por el uso de desinfectante de manos y los jabones a lo largo del día, teniendo en cuenta una ducha diaria y lavarse las manos después de ir al baño.

En este contexto, exagerar puede ser peor, ya que "si lo haces demasiado empiezas a secar tus manos y a dañar la piel eliminando las bacterias sanas normales", indica Gallo.

Por su parte, Samer Blockmon, especialista en medicina interna del sistema Piedmont Healthcare con sede en Georgia, coincide en que el lavado excesivo de las manos puede hacerte vulnerable a las enfermedades. "Si te lavas las manos con demasiada frecuencia, también estás eliminando las grasas saludables y las bacterias buenas que te defienden de las enfermedades", indica para añadir que en ocasiones ve a pacientes que usan gel desinfectante para manos hasta el punto de que se les agrieta la piel.

Los signos de que estás lavando demasiado tus manos incluyen picazón, piel escamosa, así como dolor y enrojecimiento, señala Gallo, que añade que "básicamente si las personas se lavan las manos y éstas tienen buen aspecto, entonces probablemente no lo están haciendo demasiado".

Aunque lavarse las manos es una forma importante de defenderse de los agentes causantes de enfermedades y de los gérmenes, también es importante saber que no toda la exposición a gérmenes y bacterias es intrínsecamente mala, aclara Josh Axe, experto en salud natural y nutricionista clínico con sede en Nashville, Tennessee.

Otros expertos en salud respaldan esta teoría, pero aclaran que, a menos que un niño crezca en una burbuja estéril, la vida cotidiana debería ayudar a la exposición a los gérmenes y a la construcción inmune. "Hay bacterias en nuestra piel, en nuestra garganta, en nuestra nariz constantemente, y la gran mayoría de nuestras heces tiene miles de millones de bacterias", ha indicado William Schaffner, especialista en enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt.

Un estudio realizado por la Universidad Estatal de Michigan revela que el 95 % de las personas no se lavan las manos correctamente después de ir al baño, lo que puede provocar la propagación de gérmenes y bacterias que generen enfermedades.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS